Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

Los capellanes del Hospital Clínico rectifican, pero a medias

La delegación pastoral de este hospital madrileño no ha retirado los carteles en los que incitan a ir a misa, tal y como ordenó anoche la Consejería de Sanidad

El antes (izquierda) y el después (derecha) de los carteles que incitan a ir a misa en el Hospital Clínico de Madrid / CADENA SER

El Gobierno de Aguirre denunció que se utilizó el logotipo de la Comunidad de Madrid sin su consentimiento. Los capellanes mantienen colgado al menos un cartel pero lo han recortado, eliminando justo el trozo en el que aparecía el emblema del gobierno madrileño.

Después de un minucioso recorrido por el laberinto de pasillos y de plantas que tiene el Hospital Clínico de San Carlos, al final nos hemos encontrado con un uno sólo de estos carteles, estaba justo a la entrada de la capilla, y tenía el mismo lema, el ya conocido: "Haz algo que muy pocos se atreven a hacer hoy en día. Ir a misa". Era el mismo cartel, pero con una notable diferencia, estaba recortado, eliminando justo el trozo en el que figuraba el logotipo de la Consejería de Sanidad.

Ligera modificación, pero a medias porque la orden que dio anoche la Consejería de Sanidad no era que se quitase el logo, sino que los carteles fuesen eliminados, es más, sí nos hemos encontrado otro cartel con un versículo de San Mateo y aún con el logo de la Comunidad.

Desde UGT, su portavoz en el Clínico Juan Antonio Alba asegura que "según nos ha explicado este jueves responsables de la dirección del hospital, el centro dio la autorización pero no para que los carteles se colocasen por todo el hospital y mucho menos con ese logo".

Fuentes de la dirección del Hospital madrileño insisten en que ellos no dieron ninguna orden. Aclaran que eso carteles no se imprimieron en la imprenta que tiene el Hospital, y que por tanto el encargo se hizo fuera.

El centro mantiene que ellos han sido los primeros sorprendidos al ver los carteles con el emblema de la Comunidad de Madrid. Pero no hay que obviar que han tardado casi dos semanas en percatarse del plagio y dos semanas en pedir a la delegación pastoral que retirase esos carteles.