¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CONFLICTO SANITARIO

Los MIR podrán manifestarse en Sol

La Delegación del Gobierno ha autorizado la concentración solicitada por los médicos residentes madrileños, que se manifestarán el próximo 26 de enero en la Puerta del Sol - coincidiendo con la huelga prevista para ese mismo día-.

Los residentes durante la concentración del pasado sábado contra los recortes sanitarios /

Los residentes madrileños calientan motores ante la inminente huelga que van a protagonizar el próximo 26 de enero. Los MIR de todos los hospitales están llamados este jueves a participar en una asamblea informativa para coordinar las protestas. El sindicato convocante, AMYTS, cree que detrás de las palabras del Consejero de Sanidad que tachó la huelga de "precipitada", sólo se esconde la preocupación e inquietud que está empezando a cundir en la Consejería ante el temor de los residentes se conviertan en la punta de lanza de las movilizaciones sanitarias contra los recortes.

Los 4.000 médicos residentes de Madrid están dispuestos a hacerse ver el próximo 26 de enero, primero con la huelga que han convocado en todos los hospitales, y segundo, con una manifestación en la Puerta del Sol - ese mismo día entre las 12'00 de la mañana y las 14'00 de la tarde- , concentración que ha sido aprobada este miércoles por parte de la Delegación del Gobierno.

Los residentes madrileños pretenden convertirse en el caballo de batalla de la sanidad contra los recortes. Este jueves decidirán cómo coordinarse y sobre todo "medir el grado de fuerza que tendrán el próximo 26 de enero". De momento, cuentan con un 'comodín' que no suele producirse habitualmente en las huelgas, "no están obligados a cumplir los servicios mínimos por jurisprudencia".

Hasta la fecha, la Consejería de Sanidad no ha convocado al comité de huelga para que negocie con los convocantes para desactivar el paro. Según AMYTS, eso sólo denota una cierta inquetud por parte de la Consjería ante la repercusión que puede alcanzar la huelga de residentes. "La Consejería de Sanidad tiene que estar preocupada, porque una huelga de residentes puede ser una espoleta que dé lugar a una explosión de protestas aún mayor", apunta el Secretario General de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), Julián Ezquerra.

"La situación que se puede producir el día 26 puede ser muy complicada. No hay que olvidar que hablamos de 4.000 médicos residentes, que no tendrán que cumplir servicios mínimos. Por tanto muchos de los médicos van a tener que doblar guardias, tendrán que suspender actividades quirúrgicas porque la presencia de los residentes son indispensables", añade Ezquerra.

Los médicos residentes madrileños sólo desactivarían la huelga si la Consejería de Sanidad da marcha atrás en su intención de reducir las guardias de los sábados de 24 horas a 17, lo que supondría un drástico en sus salarios que les "perpetuaría como mileuristas", según los propios residentes.

Cargando