Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

Madrid y Cataluña pugnan por 'Eurovegas'

A pesar de los reparos que suscita el proyecto, ambas comunidades intentan conseguir el complejo de ocio. La inversión rondará los 15.000 millones de euros

EFE / Sheldon Adelson, magnate de los casinos, durante su visita a Barcelona

El proyecto que a priori plantea el magnate de los casinos, Sheldon Adelson, no gusta demasiado y sus exigencias para instalar el complejo de ocio en España tampoco, pero son tiempos de crisis y tanto la comunidad de Madrid como Catalunya saben que es una inversión muy atractiva, de unos 15.000 millones de euros, que no deberían dejar escapar. Por eso Adelson se ha reunido en diversas ocasiones con la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y ayer mismo con el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

También el Gobierno de Rajoy sigue de cerca las negociaciones y el secretario de estado de comercio, Jaime García-Legaz, aprovechó la estancia de Adelson en Barcelona para reunirse con él. No en vano buena parte de las exigencias del multimillonario afectan normativas estatales. Por ejemplo, entre las condiciones que pone para instalar sus casinos, hoteles y centros de convenciones en España están que los convenios colectivos sean más laxos, que se le concedan dos años de exención de las cuotas de la seguridad social y de los impuestos autonómicos y municipales, que los menores y ludópatas puedan entrar en los casinos y que en el interior de estas instalaciones se pueda fumar.

Catalunya ofrece la proximidad al mar, al aeropuerto y el puerto con miles de cruceristas cada año como los principales atractivos de su oferta. El recelo del gobierno a un proyecto faraónico basado en el juego disminuyó ayer tras comprobar, según fuentes del gobierno, que Sheldon Adelson, pone el acento en plazas hoteleras de alto standing y el mayor centro de convenciones del sud de Europa, aunque mantiene por supuesto la intención de instalar el casino.

Madrid a la carrera

La construcción del controvertido macrocomplejo de Las Vegas va camino de convertirse en uno de los asuntos estrella en esta legislatura en Madrid. La Presidenta madrileña, Esperanza Aguirre defiende a capa y espada la importancia de este proyecto que podría atraer a 4,7 millones de visitantes extranjeros al año, y que daría trabajo fijo a más de 260.000 personas.

El magnate estadounidense ha fijado sus ojos en dos ubicaciones, Valdecarros - una nueva zona urbanística de la capital- y Alcorcón. Las dos están dispuestas a competir para albergar este proyecto. Sin embargo, no correrán solas en esta competición porque han surgido más candidatas, más ciudades dispuestas a darlo todo con tal de abanderar este megacasino. Primero fue El Molar, después Getafe y Leganés. Sin embargo, esta última se ha descolgado porque el pleno del Ayuntamiento ha rechazo su candidatura al entender que el proyecto de Eurovegas no garantiza la calidad del empleo, ni la protección medioamebiental de la zona. Por ahora, todo quedará en una terna madrileña.