Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

SER Catalunya

cerrar

El Hospital Vall d'Hebron separa a dos siamesas unidas por abdomen e hígado

Las niñas, de siete meses, han sido separadas en una operación que duró cerca de siete horas

El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona ha separado con éxito a dos siamesas que nacieron unidas por el abdomen y que compartían el hígado, en el marco de una operación delicada que duró cerca de siete horas.

Separadas dos siamesas de tres semanas que estaban unidas por el abdomen. Gracias a un equipo de médicos del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla las pequeñas siamesas ya descansan en cunas separadas. En la intervención se ha utilizado un programa informático de realidad virtual pionero en Europa. Permite hacer una reconstrucción tridimensional de la anatomía de las niñas y con ellas plantear con máxima precisión todos los pasos de la intervención posterior. / VNEWS

Las pequeñas, Núria y Marta, pudieron crecer y alimentarse con normalidad hasta que alcanzaron los 12 kilos de peso, y la intervención era necesaria para reducir complicaciones futuras.

En la operación, en que participaron cirujanos pediátricos y plásticos, anestesistas, obstetras, neonatólogos, radiólogos y enfermeras y auxiliares, se hizo una separación de vísceras y del hígado de las pequeñas, que ahora hacen vida normal.

Marta y Nuria nacieron unidas por el abdomen, desde el esternón hasta el ombligo y además compartían un órgano vital: el hígado. Fueron operadas a los 6 meses de vida y con 15 Kg de peso, para garantizar su supervivencia. La operación se realizó el 27 de febrero y consistió en la partición del hígado. Era la mayor complicación para los médicos, así como garantizar que habría la cantidad de piel y músculos suficiente para hacer un cierre cutáneo. Ahora mismo las niñas tienen 7 meses y pueden hacer una vida completamente normal, según afirma José Luis Peiró, uno de los cirujanos de la operación.

La madre de las niñas asegura que ha sido un milagro. Los casos de siameses son excepcionales. Sólo hay uno de cada 200.000 mil. La supervivencia es muy baja a pesar de que un vez separados, cinco de cada diez pueden sobrevivir.

En julio de 2008, otro hospital español, en este caso el Virgen del Rocío de Sevilla, logró separar con éxito a dos siamesas que compartían órganos intraabdominales, parte del esternón, musculatura abdominal, el diafragma, la vena umbilical intrahepática y el peritoneo.

José Luis Peiró, uno de los cirujanos que operó a las niñas siamesas, explica que no han tenido ninguna complicación ni la tendrán en el futuro.