Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

El padre adoptivo de una 'niña robada' señala a sor María: fue quien le entregó a su hija

Los padres adoptivos de Pilar Alcalde han acudido este viernes a los Juzgados de Plaza de Castilla para declarar como testigos

Alejandro Alcalde, padre adoptivo de Pilar, la joven que se ha reencontrado con su madre biológica, habla con los periodistas a su llegada al juzgado / EFE/J.J. Guillén

Alejando Alcalde, el padre adoptivo de una niña usurpada de las manos de su madre en 1982, ha reconoció a sor María Gómez Valbuena como la persona que le dio a su hija en la clínica Santa Cristina de Madrid bajo la argumentación de que su madre no tenía dinero para su manutención.

Los padres adoptivos de Pilar Alcalde han acudido este viernes a los Juzgados de Plaza de Castilla para declarar como testigos en la causa que investiga a sor María por la detención ilegal y falsedad documental en la adopción irregular de Pilar. El juez pretendía comprobar si sabían que la madre natural quería desprenderse de su hija al nacer. Esta familia acogió a la niña de forma gratuita pagando solo las facturas por los cuidados de la pequeña en el hospital, según ha declarado el padre adoptivo al juez.

A la salida de los juzgados, explicaba a los medios cómo hicieron los trámites. "Presentamos la solicitud de adopción en la delegación de Madrid, desde ahí nos recomendaron acudir a la asistente de maternidad de la Clínica Santa Cristina de Madrid, que era Sor María". La religiosa, según el padre adoptivo, es quien llevó todos los trámites de la adopció y recuerda que incluso le ofreció antes de la adopcioncambiar de bebé porque la niña, qeu pasó unos sesenta días en la incubadora, "estaba muy malita".

Alejandro Alcalde, el padre adoptivo, ha declarado que nunca pagó por su hija, sino por los gastos del hospital, en total, entre 80.000 y 100.000 pesetas. Según ha dicho, "pagué los gastos con facturas y el sello correspondiente a los gastos de manutención de la madre, gastos de quirófano, gastos de mi hija que todavía no era legalmente... Todo eso lo pagué yo".

"Sor María cumplió con sus obligaciones por aquel entonces", ha recalcado Alejandro al precisar que la religiosa era una "asistente social de una maternidad". Y ha reconocido a la religiosa como la personaque le entregó a la niña. El padre adoptivo, según su testimonio en los micrófonos de H14, la religiosa rompió la relación cuando intentaron conocer a la madre biológica. "se opuso rotundamente. - Qué no, que eso es imposible, nos dijo. La madre no quería dejar datos, e incluso, dijo, podría ejercer la prostución".

Asimismo, ha expresado que está muy contento porque ve a su hija feliz y espera que esto se acabe "cuanto antes". "Yo lo que pido es justicia para el que sea", ha apostillado.

La segunda en declarar ha sido su ex mujer y madre adoptiva de Pilar Alcalde. Según Guillermo Peña, abogado que representa a la asociación SOS Bebés Robados, ha comentado que Juanita, así se llama la madre adoptiva, no ha reconocido su firma en varios documentos del proceso de adopción que gestionó Sor María.

Sor María Gómez valvuena, la primera imputada en España por el caso del robo de niños, se negó el jueves a declarar ante el juez pero envió a los medios de comunicación una carta en la que se declara inocente y asegura que "jamás" ha tenido conocimiento "de la separación de un recién nacido de su madre biológica".