Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

La madre biológica de un bebé robado pide al juez que "sepa leer en el corazón de una madre"

Soledad Monzón ratifica ante un juez su denuncia por el robo de su hijo recién nacido en el hospital Gregorio Marañón. Al menos 8 casos están siendo investigados por la Justicia madrileña

EFE/Zipi / Soledad Monzón atiende a los periodistas a su salida de los Juzgados de la Plaza de Castilla, en Madrid, en donde ha ratificado la denuncia de presunto robo de su bebé

Soledad Monzón está muy contenta tras su declaración en los juzgados de Plaza de Castilla, que es donde se tramita su denuncia por el robo de su bebé. Y lo está porque cree que ahora se sabrá "toda la verdad de lo que pasó en España".

Ante el juez repite lo que durante 32 años ha recordado una y otra vez: que le quitaron a su hijo justo después de dar a luz el 11 de enero de 1980, en el Hospital Francisco Franco, hoy llamado Gregorio Marañón. Ella dice que el juez le ha hecho caso y que incluso le "ha mirado a los ojos todo el tiempo. Y creo que es bastante importante que alguien mire a los ojos".

Según cuenta la propia Soledad y su abogado, el magistrado tiene intención de investigar a fondo. Y de hecho, el magistrado ha mostrado interés por saber quien compuso el equipo médico que asistió en el parto de Soledad; que familiares suyos acudieron esos días a verla; quien le dijo a su tío que el bebé había sido ya enterrado. El magistrado desea tener preparada una resolución sobre el caso dentro de un mes como máximo.

Soledad tiene todos los documentos oficiales y en ninguno de ellos se avala de un enterramiento. Es más, ella ha peregrinado por los cementerios de Madrid buscando respuestas que nunca ha encontrado. Y todo, tras saber que oficialmente, su hijo murió en tres lugares diferentes: el paritorio, la incubadora y la UCI.

No es el único caso que se encuentra sobre la mesa de los jueces madrileños. Este jueves hemos conocido el que se refiere a una madre que se ha reencontrado con su hija y del que se ocupa el juzgado de instrucción número 52 de Madrid. Es un hecho demostrado que los perfiles genéticos de madre e hija coinciden.

Pero hay más: el juzgado número 36 ha reabierto otro caso referido a un presunto robo de una recién nacida el 9 de agosto de 1980, en la maternidad de O`Donell, que es uno de los centros que más sospechas levanta. Y más: porque el titular del juzgado de instrucción número 20 de Plaza de Castilla también investiga.

Los abogados tratan de unificar todos estos casos de tal manera que aquellos que estén relacionados con la participación de unas mismas personas o que hayan ocurrido en los mismos centros hospitalarios puedan ser investigados por un sólo juzgado.