Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

Desarticulada una red que obligaba a discapacitados a ejercer la mendicidad

Dormían en un piso de Vallecas y, cuando estaba completo, les dejaban durmiendo en parques para recogerles a la mañana siguiente

Desarticulada una banda que explotaba a rumanos discapacitados. Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Municipal de Madrid, en una operación conjunta, han desarticulado una red que obligaba a discapacitados a ejercer la mendicidad en las calles de Madrid. Liberadas diez personas que fueron seleccionadas en Rumanía debido a que sufren diferentes minusvalías físicas y trasladadas a España con falsas promesas de trabajo y asistencia sanitaria para obligarles a mendigar. / ATLAS ESPAÑA

Segúnla Jefatura Superior de Policía de Madrid, en esta operación han sido liberadas diez personas con diferentes minusvalías que fueron seleccionadas en Rumanía y trasladadas a España con falsas promesas de trabajo y asistencia sanitaria para obligarles a mendigar

Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Municipal de Madrid, en una operación conjunta, han detenido a ocho personas y han desarticulado una red que obligaba a discapacitados a ejercer la mendicidad en las calles de Madrid.

Los cabecillas de la banda repartían a las víctimas en diferentes puntos de la capital a las 7 horas y las recogían 12 horas después para arrebatarles el efectivo conseguido, 80 euros diarios de media por persona. Los discapacitados eran hacinados para que pasaran la noche en una vivienda con habitaciones insalubres y sin ventilación exterior.

La investigación comenzó el pasado mes de septiembre. A través de diversas gestiones, los agentes pudieron comprobar que los discapacitados que mendigaban durante el día pernoctaban en una vivienda situada en el distrito de Puente de Vallecas.

A partir de entonces, los investigadores se dieron cuenta de que sobre las 7 horas los discapacitados eran recogidos en diferentes vehículos, trasladados y colocados estratégicamente cruces de la ciudad con gran afluencia de tráfico y, así, inspirar en los usuarios de la vía un sentimiento de "pena" para conseguir mayores ingresos.

Durante la jornada de "trabajo", eran visitados en varias ocasiones por miembros de la organización para recaudar el efectivo obtenido, darles un bocadillo e intimidarlos en el caso de que no hubieran conseguido el dinero que consideraban suficiente.

Cuando los jefes de la red consideraban que la jornada de trabajo había llegado a su fin, los discapacitados eran nuevamente recogidos y trasladados hasta el inmueble de origen para pernoctar y continuar al día siguiente con su labor de mendicidad. En el caso de que la casa estuviera "completa", les dejaban en diversos parques de la ciudad donde dormían para volver a ser recogidos por las mañana.

Las pesquisas han culminado con un operativo desarrollado de madrugada en torno a la vivienda de Puente de Vallecas. Allí los agentes han localizado a diez personas en condiciones infrahumanas, que han sido asistidas por el SAMUR Social.

En el mismo domicilio han sido arrestados los ocho integrantes del grupo. A la cabeza de la organización se encontraba un matrimonio que se encargaba del control del grupo y de la recaudación y blanqueo del dinero, que enviaban a Rumania.

El resto de los detenidos se dedicaban al control y reparto de las víctimas por los diversos puntos donde ejercían la mendicidad. La investigación ha sido desarrollada conjuntamente por la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de Madrid de la Policía Nacional y por la Unidad Integral del distrito de Carabanchel de la Policía Municipal de Madrid.