¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

IMQ Zorrozaurre nace con aspiración de ser clínica universitaria

Tras dos años de obras y una inversión de 85 millones de euros el Igualatorio Médico Quirúrgico inaugura su nueva sede a orillas de la ría

Casi medio centenar de invitados asisten a la puesta de largo de la clínica privada más grande de Euskadi. Entre los asistentes los máximos responsables de IMQ, el consejero de Sanidad, el Diputado General, el alcalde Azkuna, el obispo Iceta o el presidente del Athletic, además de otras personalidades del ámbito socio-sanitario

El centro ocupa una superficie equivalente a nueve campos de fútbol y estaba "entronizado", decía Azkuna, en Bilbao, "cerca de la ría, de San Mamés y del hospital de Basurto". En su discurso, el presidente de IMQ, Jesus Ensunza, daba las gracias a sus predecesores, a los socios Adeslas y la BBK, a los clientes "por su fidelidad" y al equipo médico, entre otros. Los objetivos con los que nace la clínica son el crecimiento y la diversificación pero no solo en el ámbito asistencial. La docencia y la investigación están entre sus planes, de hecho, según Ensunza "esperamos obtener la acreditación docente para algunas especialidades" y convertirse así en clínica Universitaria.

La clínica es la punta de lanza del futuro Zorrozaurre. Un edificio singular que, en palabras de los arquitectos Carlos Ferrater y Alfonso Casares, "no parece un hospital". Está dividido en dos bloques, unidos por el área de Urgencias. Dispone de 157 habitaciones. Está dotado de equipamiento de última generación, y una de las referencias es la Unidad de Oncología, con su hospital de día.

Colaboración público- privada

El consejero de Sanidad reinvindicaba la importancia continuar con el diálogo del sector público y privado, "nuestra ambición es buscar la complementariedad y seguir colaborando". También el diputado general, Jose Luis Bilbao, llamaba a mantener el "pacto de hierro" como "clave" para salir del agujero. Recogía el guante el presidente de IMQ, Jesus Ensunza, "estamos obligados a dialogar y colaborar, porque ayudará a contener el gasto sanitario". Tras el acto, los profesionales sanitarios empezarán a trabajar en las próximas semanas, pero los primeros pacientes serán atendidos a mediados de mayo.

Cargando