¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Javier Krahe dice que si le condenan se exiliará a Francia

Se trata de un corto grabado hace más de 30 años. La emisión en 2004 de un extracto en la televisión le lleva ahora a los tribunales acusado de un delito contra los sentimientos religiosos. Se le impuso una fianza de 192.000 euros

'Como cocinar a un Cristo', de Javier Krahe / El cantautor Javier Krahe será juzgado por un delito continuado contra los sentimientos religiosos realizado presuntamente a través de un vídeo creado en 1978 y emitido en 2004 por Canal Plus, en el que se explicaba 'Cómo cocinar un Cristo para dos personas'. / YOUTUBE

El Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid ha juzgado este lunes 28 de mayo al cantautor Javier Krahe y a la productora Montserrat Fernández por un delito de ofensas a los sentimientos religiosos por el corto ''Cómo cocinar un crucifijo''.

El cantautor Javier Krahe en declaraciones a la Cadena SER a la entrada del Juzgado de lo Penal de Madrid, donde se celebraba el juicio por un presunto delito contra los sentimientos religiosos por un vídeo emitido en 2004 sobre 'cómo cocinar un Cristo para dos personas', que si le condenan "se exiliará a Francia".

"No me han entendido", ha dicho el sexagenario representante de la movida madrileña, tras afirmar que seguirá haciendo canciones sobre la Iglesia, pero siempre escribirá muchas más sobre chicas que sobre temas religiosos; como una media de "nueve sobre chicas y una sobre la Iglesia", ha aventurado.

A su llegada al juzgado, medio centenar de compañeros y amigos del mundo de la culturale esperaban para recobirle con un caluroso aplauso, entre ellos, Joaquín Trincado, realizador del vídeo por el que el cantautor está siendo juzgado; el compositor y cantante Pancho Varona, Pepín Tre, Anyón Reixa, Leo Bassi etc además del Gran Wyoming, que asistió como testigo en el juicio, entre otros.

En la puerta del juzgado también le esperaba el cantante Miguel Ríos, quien ha comentado que muestra su apoyo a la propuesta del Gran Wyoming "de condenarle a que rece tres Aves Marías en lugar de la multa" de 144.000 euros.

En el vídeo creado por Javier Krahe en 1977 y emitido el 14 de diciembre de 2004 se narraba con imágenes cómo desprender a un Cristo de una cruz para a continuación asegurar que "los estigmas podían mecharse con tocino".

Junto a Krahe, el Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid juzgará también a la productora del programa 'Lo + Plus' de Canal Plus Montserrat Fernández Villa, para quien la acusación solicita una multa de 72.000 euros.

Contra ambos se querelló el Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro por entender que el vídeo era constitutivo de un delito contra los sentimientos religiosos recogido en el artículo 525 del Código Penal.

Mientras que el grupo católico Centro Jurídico Tomás Moro ha calificado la celebración de la vista oral de "una verdadera victoria en defensa de la libertad religiosa, por cuanto supone la primera vez que se aplica el artículo 525 del Código Penal", el abogado defensor de la productora del programa ha confiado en que éste sea el último juicio que se celebre en España por motivos religiosos.

Una tensa vista oral

La acusación ha insistido en qeu la emisión de las imágenes en 2004 supuso por parte de Krahe una burla hacia los sentimientos religiosos y por parte de Canal + un delito de escarnio público. Javier Krahe y Montserart Fernández no han contestado a las preguntass de la acusación. Por parte del Ministerio Público, tampoco ha habido preguntas ya que había pedido la absolución y el archivo de la causa al considerar qeu el video podría ser ofensivo pero no un delito. La denuncia ha sido archivada dos veces, pero un juez de la Audiencia Provincial de Madrid la ha reabierto.

En su declaración, la entonces directora del programa Lo + Plus Monstserra Fernández Villa, ha aclarado que fue suya la decisión de emitir las imágenes y que se incluyeron en el contexto de una entrevista a Javier Krahe con el fin de preguntar por el polémico video, un corto "grabado en 1977 en un momento tan incipiente de la democracia" capaz superar la censura durante esos años.

Javier Krahe, en una declaración breve, ha dicho que no es responsable de la emisión en televisión y ha explicado el contexto en el que se grabaron las imágenes: Transcurría el año 1977, lo hizo con un grupo de amigos, en súper 8 y con la intención de proyectarlo "en la pared de casa o de algún amigo", en ambiente personal, sin la intención de darle difusión pública. Además, ha insistido en que no es responsable único del cortometraje; "se rodó entre varios", él "estaba por ahí", la locución es de mujer, la mano que aparece también lo es y se grabó entre varios. Dichas imágenes fueron más tarde rescatadas e incluídas en la película Esta no es la vida privada de Javier Krahe.

El abogado de la defensa, José Manuel López Campos, ha declarado durante la vista oral la intención recaudatoria y de "obtención de lucro" de la asociación católica denunciante Tomás Moro, yaque abrió una cuenta corriente para recaudar dinero para la causa contra el cantautor.

La acusación ha solicitado una multa de 400 euros diarios para Krahe durante doce meses y 400 euros diarios durante nueve meses en el caso de Montserrat Fernández Villa.

Proceso 'preconstitucional'

Tranquilo y con su habitual sentido del humor, Javier Krahe ha subrayado ser "inocente" a la entrada y salida de los juzgados. Los amigos y acompañantes del cantautor han denunciado estar alarmados ante el hecho de que la emisión de unas imágenes en 2004 hayan llevado al cantautor y a la directora del programa al banquillo de los acusados. Álex de la Iglesia aseguraba que " es lamentable, anacrónico y muy triste que la Justicia dedique tiempo a cosas como estas".

Por otro lado, Miguel Ríos calificaba el proceso como un "sinsentido" en elque se han utilizado "argumentos e ideas preconstitucionales. En los setenta estábamos todos contra lo establecido, sacarlo de contexto es peligroso". Wyoming, tras declarar como testigo, revelaba un detalle: "En el ultimo año es la tercera vez que tengo que pasar por los juzgados".

Javier Krahe nos presenta "Toser y cantar"

Cargando