Una Virgen del Rosario de Murillo reaparece en Texas

El profesor Alberto Álvarez Calero descubre la obra que su propietario adquirió en 2008 por 50.000 dólares

El profesor de la Universidad de Sevilla Alberto Álvarez Calero ha demostrado que una obra del pintor sevillano que se creía perdida o mal atribuida es propiedad de un coleccionista de Texas, Gilberto Gutiérrez. La Virgen del Rosario pintada para el Convento del Carmen lleva la firma de su autor Me Fecit Murillo, Me Hizo Murillo.

Álvarez Calero asegura en la revista universitaria Laboratorio de arte que cuando publicó la documentación de la obra, desaparecida desde mediados del siglo pasado, recibió la llamada de su dueño. Había comprado el óleo en una subasta en Los Ángeles por algo menos de 50.000 dólares.

La obra fue pintada en la época de juventud de Murllo, entre 1650 y 1665 y su primera ubicación fue el Convento Casa Grande del Carmen de Sevillla. Antes de que llegaran las tropas de Napoleón el deán de la Catedral lo compró y se lo freció al cónsul inglés. En 1913 fue la última vez que apareció en un catálogo. El profesor Álvarez Calero quiere que el óleo se exponga en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Un cuadro similar de Murillo se encuentra en el Palacio Pitti de Florencia. Otras vírgenes del Rosario de Murillo están en el Prado y en el Museo Goya de Castres.

Noticias relacionadas

  • El profesor Alberto Álvarez Calero descubre la obra que su propietario adquirió en 2008 por 50.000 dólares
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?