Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

El Ayuntamiento de Madrid autoriza un concierto en el Palacio de Vistalegre que superó el aforo

El Ayuntamiento de Madrid asegura que no se incumplió la normativa ya que el límite de aforo todavía no ha entrado en vigor

Petición de la empresa PALUMI realizada a través de la gerente de Distrito de Carabanchel en la que se recoge el aforo aproximado de 10.500 personas para el concierto.

La empresa del recinto indicaba en su solicitud administrativa, cursada a través de la gerente de distrito de Carabanchel, que el aforo aproximado sería de 10.500 personas cuando el plan de autoprotección del recinto no permite más de 7.625.

El concierto del grupo Maldita Nerea se celebró anoche en el Palacio de Vistalegre, un recinto que gestiona la empresa privada PALUMI S.A. Esta empresa, según los documentos a los que ha tenido acceso Radio Madrid, solicitó al Ayuntamiento los correspondientes permisos de limpieza viaria y de seguridad a cargo de la Policía Municipal.

En esa misma solicitud cursada a través de la gerente de distrito del Ayuntamiento Sonsoles Medina, se indica el horario de la apertura de puertas, el inicio del concierto y la finalización del mismo así como el aforo aproximado, de unas 10.500 personas.

En el plan de seguridad de ese recinto al que ha tenido acceso la SER, se deja bien claro que en ese tipo de conciertos en los que se ocupa parte del coso, no se pueden superar los 7.625 espectadores, 2.400 de pie y 5225 sentados. En definitiva, 3.000 menos de lo que estima la citada empresa.

La petición para la realización del concierto se cursó a las diferentes áreas afectadas, Seguridad y Medio Ambiente, desde el Palacio de Cibeles. El director general de Emergencias y Protección Civil, Alfonso del Álamo advirtió de las deficiencias y los incumplimientos del plan de autoprotección. La Junta de Distrito no notificó estos problemas, hasta unas horas antes del concierto, cuando las entradas ya estaban vendidas y resultaba imposible resolver los fallos detectados.

La actuación de Maldita Nerea comenzó con una hora de retraso. Se produjeron algunos problemas a la entrada pero no consta que nadie se quedara sin asistir al concierto. Según el Ayuntamiento de Madrid, las limitaciones de aforo se han fijado en un nuevo plan de autoprotección que todavía no ha entrado en vigor. El consistorio no ha facilitado a la Cadena SER ese documento, que según fuentes municipales sí permitía la entrada de 10.500 personas en el recinto. Tampoco aclara los motivos por los que la notificación de estas deficiencias se produce el mismo día en el que se va a celebrar el citado concierto.