Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

El Ayuntamiento mantiene que no se superó el aforo en Vistalegre pero no presenta el plan de seguridad

El Consistorio descarga cualquier responsabilidad en la empresa PALUMI que gestiona el recinto

Petición de la empresa PALUMI realizada a través de la gerente de Distrito de Carabanchel en la que se recoge el aforo aproximado de 10.500 personas para el concierto.

El Ayuntamiento de Madrid elude cualquier responsabilidad y manifiesta que el Palacio de Vistalegre está explotado por una empresa privada, PALUMI, y que es ésa empresa quien tiene que dar explicaciones sobre por qué no ha presentado las alegaciones correspondientes al nuevo plan de seguridad del recinto que limita el aforo a 7.625 personas. Una cifra sensiblemente inferior a las 10.500 que solicitó la organización para el concierto de Maldita Nerea.

Como no se han presentado las alegaciones el recinto se rige por el plan antiguo. Un plan que, por cierto, la Cadena Ser ha solicitado insistentemente al Ayuntamiento de Madrid desde el pasado sábado. El Ayuntamiento explica que en éstos días festivos es imposible localizar a algún responsable en la Junta de Distrito de Carabanchel y que, por tanto, no puede acreditar documentalmente su versión.

Fuentes del Consistorio insisten en que se ha actuado dentro de los márgenes legales, pero quedan muchas preguntas en el aire. Por ejemplo, ¿por qué la policía municipal, siguiendo directrices de la dirección general de emergencias del Ayuntamiento, actuó inicialmente para impedir que entrara más gente?. ¿Por qué el concejal de distrito, Manuel Troitiño, dió ordenes de que entraran todos poco después?. ¿ A qué se debió el cambio de criterio?. Dice el Ayuntamiento que desde la tragedia del Madrid Arena se han extremado las precauciones y que una vez que se comprobó que el plan antiguo permitía un aforo superior a las 7.625 personas la policía dejó entrar a más asistentes.

El Ayuntamiento recibió el nuevo Plan de seguridad de Vistalegre el pasado mes de marzo. Los bomberos analizaron el plan y remitieron a la empresa un informe muy detallado exponiendo una serie de deficiencias que había que corregir en el recinto. En noviembre, la empresa PALUMI volvió a enviar un documento al Consistorio donde se constataban las mismas deficiencias, como pusieron de manifiesto los bomberos en diciembre. No se pudo aprobar, por tanto, el plan nuevo y el concierto se desarrolló siguiendo el plan antiguo.

Hoy, nadie del Ayuntamiento de Madrid ha querido hacer declaraciones. Se guarda silencio, mientras se apunta en todo momento a la empresa como la responsable de caulquier irregularidad que se haya podido cometer