Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

Madrid estrena el euro por receta, pero sin control

Los farmacéuticos madrileños no podrán controlar el cobro del euro por receta porque no tienen instalado el programa informático necesario. Hasta febrero, los boticarios cobrarán a los pacientes independientemente de si han sobrepasado el tope de los 72 euros anuales

La propia Comunidad de Madrid admite el retraso en la puesta en marcha del nuevo sistema informático. También aclaran que a partir de febrero automáticamente se reembolsará a todos los pacientes el dinero que hayan pagado de más en este mes de enero.

Desde este uno de enero los madrileños pagan un euro por cada receta expedida. Con esta medida el gobierno madrileño pretende reducir el gasto farmacéutico. Para justificarlo, el Presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González remarcó que España es el segundo país de la UE que más gasta en medicamentos, un 15% por encima de la media del resto de países, y que los españoles "atesoran más de 45 millones de medicamentos en sus domicilios, muchos de ellos sin abrir".

Excepciones

Queda exento el pago cuando el coste del medicamento sea igual o inferior a 1,67 euros. Además, se ha fijado un tope de pago anual de 72 euros por usuario, a partir de esa cantidad, automáticamente se deja de pagar en las prescripciones de medicamento que se produzcan durante el año.

También quedarán exentos de pagar esta tasa algunos colectivos, como las personas afectadas por síndrome tóxico, discapacitados, receptores de la renta mínima de inserción, personas que cobren pensiones no contributivas o parados que hayan agotado el subsidio por desempleo (hasta que cambie su situación).

Sí pagarán la tasa de un euro, ha dicho tras varias preguntas, los jubilados con pensiones contributivas, que además continuarán pagando el porcentaje que establece el real decreto ley del Gobierno en función de su renta.

Polémica

Los farmacéuticos madrileños no podrán controlar el cobro del euro por receta durante el mes de febrero porque no tienen instalado el programa informático necesario. Es decir, los usuarios seguirán pagando un euro por cada receta aunque hayan llegado al límite de aportación, de 72 euros al año.

Los usuarios pagarán de más en este primer mes, y los farmacéuticos se quejan de una falta de previsión. "Madrid se ha precipitado porque pretenden que cobremos una tasa sin que aún tengamos las herramientas para hacerlo", según denuncian los propios boticarios.

Mientras tanto, serán los propios usuarios quienes tengan que llevar el control sobre el número de recetas consumidas. En caso de hayan pagado de más, "deberán guardar los comprobantes de compra, para después reclamar la devolución", según han explicado a la Cadena SER fuentes de la Consejería de Sanidad

La propia Comunidad de Madrid admite el retraso en la puesta en marcha del nuevo sistema informático - que estará disponible a partir de febrero-. Y también aclaran que a partir de febrero automáticamente se reembolsará a todos los pacientes el dinero que hayan pagado de más en este mes de enero.