Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

CONTRA LA PRIVATIZACIÓN DE LA GESTIÓN EN SANIDAD

Médicos y enfermeros de Madrid acuerdan una huelga conjunta en enero o primeros de febrero

Los sindicatos no descartan que sea una huelga "indefinida"

El sindicato de médicos AMYTS y su homólogo de enfermeros SATSE, mayoritarios entre los sanitarios madrileños, lo han anunciado tras una reunión de sus ejecutivas celebrada este jueves, en la que han manifestado que "se oponen frontalmente" al plan de medidas sanitarias aprobado el pasado 27 de diciembre, que supondrá la privatización de la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud en la Comunidad de Madrid.

Teniendo en cuenta la necesidad de comunicar la huelga con, al menos, diez días de antelación para que se puedan acordar los servicios mínimos, la previsión es de que el paro pueda tener lugar "a finales de mes o comienzos del siguiente", ha dicho el portavoz de AMYTS, Pablo Martínez.

Desde Amyts consideran que "una huelga de médicos y enfermeros juntos sí que puede paralizar de forma absoluta la sanidad", y recuerdan que los médicos y enfermeros, con amplia representación en la Mesa sectorial de Sanidad, "han colaborado históricamente" en otras ocasiones para "alcanzar entre ellos una mayoría" frente a los sindicatos de clase, según la misma fuente.

Ambas organizaciones han hecho "un llamamiento al resto de organizaciones para que se sumen a la convocatoria haciendo patente la unidad de los profesionales sanitarios en el rechazo" a la puesta en marcha del plan del Gobierno regional, prevista para este año.

Las ejecutivas de SATSE y AMYTS se reunirán la semana próxima para determinar la duración de la huelga, que "no descartan que sea indefinida, y realizar los trámites previstos en la legislación vigente para llevar a cabo la convocatoria".

Ambas organizaciones "lamentan los perjuicios que puedan ocasionarse a la población" y apuntan en una nota que "toman esta medida, absolutamente extrema, ante la obsesión unidireccional del Gobierno de la Comunidad de Madrid por privatizar la gestión de la sanidad pública".

Según ambos sindicatos, la privatización responde a "motivos más ideológicos que económicos, ya que se han aportado a la Administración regional propuestas alternativas que alcanzan el ahorro que necesitan para ajustar los Presupuestos de 2013 sin necesidad de privatizar, ni de reducir las plantillas".

AMYTS presentó este miércoles su propio plan alternativo al del Gobierno regional, en el que asegura que sin despidos de personal podrían ahorrarse hasta 602,5 millones de euros en 2013.

La propuesta, que AMYTS también ha enviado a la ministra de Sanidad Ana Mato, analiza los pormenores de las distintas partidas y plantea un ahorro superior en 69,5 millones de euros al diseñado por la Consejería madrileña de Sanidad, que asciende a 533 millones de euros.