Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

Condenan al Servicio Madrileño de Salud por la muerte de un paciente contagiado en la UCI

Trabajadores de la UCI del Hospital 12 de Octubre denunciaron durante años problemas con un brote infeccioso sin que la dirección tomara medidas

La dirección del Hospital 12 de Octubre no previno ni controló durante años la seguridad sanitaria de la UCI, a pesar de que conocía los problemas que existían en esa unidad porque sus trabajadores lo denunciaron durante años. Esa falta de control provocó la muerte de un paciente que el 7 de mayo de 2007 fue operado de corazón y tuvo que entrar en la UCI con síntomas de infección, síntomas que tuvieron muchos otros pacientes.

Por esa muerte, debida a lo que se puede entender como neglicencia, el Servicio Madrileño de Salud, es decir, el Gobierno regional ha sido condenado a pagar la máxima indemnización posible: 125.000 euros a la viuda y a los 4 hijos del fallecido.

Durante años, más de tres, estuvieron clamando en el desierto las enfermeras de la UCi de la antigua UCI del 12 de octubre. Fue desde el 2004 hasta el 2007. Aseguraban que la seguridad sanitaria no estaba totalmente asegurada por la mala disposición de la propia UCI y la carencia de personal.

Lo denunciaron por activa y por pasiva pero sólo les escuchó Comisiones Obreras, porque no les hizo caso ni un juez ni el Colegio Oficial de Enfermería.

Dice ahora el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que pidieron de manera insistente hechos para evitar lo que consideraban un preocupante brote infeccioso. También sentencia el TSJM que ese brote fue mal controlado porque no se tomaron medidas para evitarlo y -más tarde- tratado.