¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Comunidad pide solidaridad para entregar lotes de material escolar a familias en apuros

Bajo el lema "Para que pinte un futuro de colores", Metro trata de componer 200 mochilas con material escolar para que puedan ser donadas a familias madrileñas con serios problemas económicos. La campaña se hace en colaboración con la Cruz Roja

El consejero de Transportes Pablo Cavero apela a la solidaridad de los madrileños para que participen en la campaña organizada por los trabajadores del suburbano y recuerda que, tras seis años de crisis, con el poder adquisitivo reduciéndose día a día, es muy importante el apoyo de la red social de la Comunidad y de las familias para aliviar "la cuesta de septiembre" que sufren las familias con hijos en edad escolar.

Este es el segundo año en el que la campaña se realiza, pero esta vez, se da cauce a los ciudadanos madrileños para que donen material escolar para rellenar las mochilas azules que, con el logotipo de Metro, se entregarán a aquellos niños que no puedan comprar los lápices de colores, rotuladores, bolígrafos, sacapuntas, gomas de borrar, blocs de dibujo y cuadernos necesarios para estudiar.

El punto de recogida del material se encuentra en el vestíbulo de la estación de Nuevos Ministerios desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde y sólo será posible hacerlo hasta el 28 de agosto, incluido.

La campaña no ha gustado nada a la oposición política y no porque no crea que sea necesario ayudar a las familias con serios problemas económicos. Tanto los socialistas como en IU creen que los problemas de esas familias podrían haberse evitado si no se hubieran eliminado varios tipos de becas.

En este sentido, los socialistas recuerdan que en el trascurso de la legislatura el ejecutivo regional ha recortado 90 millones de euros en ayudas a estudiantes, lo que supone que ahora se necesite apelar a la solidaridad de los madrileños.

Mientras tanto, el líder de IU, Eddy Sánchez, recuerda que uno de cada cuatro niños madrileños sufre malnutrición. Y que si el gobierno regional eliminara las ayudas para la compra de uniformes, podría destinar 94 millones de euros para dar de comer a los niños con hambre o poner en marcha las becas comedor suprimidas.

Noticias relacionadas

  • Bajo el lema "Para que pinte un futuro de colores", Metro trata de componer 200 mochilas con material escolar para que puedan ser donadas a familias madrileñas con serios problemas económicos. La campaña se hace en colaboración con la Cruz Roja. La oposición política cree que la eliminación de las diferentes becas en Educación obliga al gobierno regional a apelar a la solidaridad
Cargando