¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Aparcamientos inteligentes en la ciudad de Málaga

Una empresa catalana "regala" al Ayuntamiento un sistema de sensores y paneles que informa de la disponibilidad de plazas de la zona azul

Si se cumplen las previsiones, el sistema podría entrar en funcionamiento en los primeros meses de 2014 /

Málaga tendrá el sistema de aparcamiento más inteligente de España en las zonas del SARE a tenor de lo anunciado por el ayuntamiento de la ciudad. Los conductores malagueños podrán saber si hay plazas libres en una calle de zona azul gracias a unos sensores que enviarán información a terminales situados en las esquinas y a la aplicación de la EMT.

Una empresa de Barcelona instalará el sistema en las 2.300 plazas que el SARE tiene en Málaga. También colocará un centenar de paneles que mostrarán información sobre los sitios disponibles y se hará cargo del mantenimiento durante 4 años, lo que supondrá un total de 465.000 euros.

Y todo sin coste alguno para el ayuntamiento, según el concejal de Movilidad, que asegura que la empresa aportará casi medio millón de euros. Asegura Raúl López que la empresa catalana realiza esta inversión sin contraprestaciones para promocionarse utilizando el perfil tecnológico de la ciudad de Málaga en la captación de clientes. Una vez transcurridos los primeros cuatro años, el periodo en el que se hará cargo la empresa del sistema, el ayuntamiento decidirá si lo mantiene o lo devuelve.

El edil responsable de Movilidad destaca que ninguna otra ciudad española cuenta con esta tecnología de aparcamiento inteligente y que la única referencia que conoce se encuentra en la ciudad de San Francisco (California, EEUU).

El sistema emula al utilizado por los aparcamientos públicos, que indican en superficie si hay plazas libres a través de paneles. Si los plazos se cumplen, podría estar en funcionamiento a principios de 2014.

Otro de los motivos por los que se ha elegido a Málaga para este proyeto piloto consiste en que al tener menos plazas de zona azul en comparación con otras ciudades españolas, resulta más fácil y menos costoso instalar los sensores y los paneles.

Con este sistema el ayuntamiento prevé reducir a la mitad el tiempo que tardan los conductores en encontrar aparcamiento. Con ello, se espera una disminución del tráfico de un 10% y ahorrar unos 20 kilos de CO2 por vehículo y año.

Raul López: "Evitaremos el tráfico de agitación"

Cargando