La Diputación no encuentra niños robados en Fraisoro

El estudio, encargado a Aranzadi, revela que desde 1940 "todos los casos estudiados se ajustaban a la legalidad y no se han encontrado irregularidades"

La casa cuna Fraisoro acogió durante décadas los 'niños expositos' dependientes de la Diputación de Gipuzkoa. /

Son más de 2.500 expedientes los estudiados sobre 'niños expósitos' desde 1940 y hasta 1990, de los cuales el 50% retornaron a sus madres y el 32% fueron dados en adopción, siempre de manera regularizada.

Responsables de la Sociedad de Ciencias Aranzadi han presentado en las Juntas Generales de Gipuzkoa un estudio realizado en torno a los 'niños expósitos' y adoptados dependientes de la Diputación de Gipuzkoa desde el año 1940 y hasta 1990. La casa-cuna Fraisoro, situada en Zizurkil ha centrado este estudio, pues es allí donde el ente foral centralizaba los niños que no podían ser atendidos desde principios del siglo XX. Según Marina Bidasoro, responsable de las investigaciones, "todas y cada una de las adopciones dependientes de la Diputación se ajustaban a la legalidad y no hemos encontrado irregularidades en los procesos". Bidasoro ha asegurado que "hemos tenido en cuenta los autos que aprobaban la adopción y el acta notarial".

Del total de 2.627 expedientes sobre 'niños expósitos', en el estudio se ha accedido a 2.579 -30 no se han encontrado y 18 son expedientes en cesión- y de ellos, 1.323 fueron niños retornados a sus madres biológicas (poco más del 50%), 853 se dieron en adopción (32%), 107 fueron trasladados a otros centros y 171 murieron. El número de defunciones alcanza un 6% y en gran parte se explica por dos epidemias que se dieron en los años 40. En cualquier caso, las investigaciones de Aranzadi revelan, como ha señalado Bidasoro, que "Fraisoro cumplió sus deberes. El cuidado era el adecuado, cumplía la legislación y las condiciones así como los datos de mortandad mejoraban los de otras instituciones similares en el Estado".

Marina Bidasoro ha destacado el hecho de que "hasta los años 70 el grado de retornos a la madre biológica es muy alto, incluso podía reclamarlo diez años después de haber dejado a sus hijos en la casa Fraisoro; si la madre cumplía los requisitos, su hijo volvía con ella" y también ha hablado de los requisitos de las familias que optaban a adopción, que "hasta 1970 si tenías descendencia no podías optar a ello". Los niños que a los cinco años no volvían con su madre ni eran adoptados, "iban a otras instituciones, principalmente a la Misericordia de Tolosa; aunque el porcentaje de estos casos era inferior al 5%". Presentado este exhaustivo estudio ante la comisión de Juntas Generales de Gipuzkoa, la principal conclusión es que todas las adopciones llevadas a cabo cumplieron con la legalidad.

Aranzadi: "Todas las adopciones fueron legales"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?