Lola Johnson dimite tras ser imputada por un presunto agujero económico en RTVV

Lo ha adelantado la Cadena SER, la actual secretaria de Comunicación del gobierno de Fabra ha tomado esta decisión tras ser imputada en una causa abierta por los presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal y malversación de caudales públicos

A través de un comunicado, Johnson asegura que se marcha "para no perjudicar la imagen del Consell"

La actual secretaria autonómica de Comunicación, Lola Johnson, ha presentado su dimisión "para no perjudicar la imagen del Consell" tras ser imputada en una causa abierta por los presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal y malversación de caudales públicos, en relación con un presunto agujero económico en Radio Televisión Valenciana (RTVV).

Johnson ha manifestado en un comunicado que ante el conocimiento "a través de los medios de comunicación" de una denuncia presentada por Compromís -en la que se cifra el agujero económico en 1.300 millones-, y su citación a declarar como imputada el próximo 8 de julio, ha decidido presentar su dimisión como secretaria autonómica de Comunicación con efectos de 23 de mayo.

Lola Johnson ha agradecido la "confianza" que le ha depositado el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y ha explicado que ha tomado esta decisión por dos motivos: "para no perjudicar la imagen del Consell y para que nadie pueda utilizar en su propio beneficio esta denuncia".

Así mismo, ha manifestado su "total" disposición para colaborar con la justicia, y ha dejado "bien claro" que "todas" las actuaciones a lo largo de su vida profesional "se han ajustado a la legalidad y a la defensa del interés general".

Fabra recuperó a Lola Johson en el Gobierno valenciano el pasado 13 de diciembre de 2013. Previamente ya ejerció de portavoz del Gobierno valenciano y de consellera de Turismo y Cultura en la época de Francisco Camps.

El desembarco de Johnson como responsable de la estrategia comunicativa de Presidencia llegó justo en un momento de intensa polémica desatada por la decisión del Consell de cerrar la radio y la televisión públicas valencianas tras la anulación, por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a un millar de trabajadores.

REACCIONES

El president de la Generalitat Alberto Fabra ha explicado que la denuncia la pone un partido político y lo que pone en cuestión es el papel de Lola Johnson y otras personas al frente de Canal 9 y en ningún caso tiene que ver con la acción de Gobierno. Añade Fabra que hay una "doctrina muy clara" y así lo ha entendido la secretaria autonómica. "No hay ni habrá ningún imputado dentro del Gobierno de la Generalitat", ha aseverado el jefe del Consell.

Por su parte, según el secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, el problema no es Lola Johnson sino el president Fabra y el Partido Popular. "Lo que ha pasado es que durante años se despilfarraron 1.300 millones de euros", ha señalado el líder del PSPV. Puig ha señalado que precisamente ayer Mariano Rajoy estuvo con Johnson en el mitin de Valencia y ha reiterado que el president Fabra debería haber asumido responsabilidades y convocado elecciones anticipadas en la Comunitat junto a las europeas.

A. Fabra: "Johnson sabe cuál es la doctrina y no hay ni habrá un imputado en el Gobierno valenciano"

X. Puig: "El PP y Fabra hubieran tenido que asumir su responsabilidad y convocar elecciones anticipadas junto a las europeas"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?