¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SAHARA OCCIDENTAL

España niega el asilo a un saharaui que huye de un tribunal militar

Participó en el campamento Gdeim Izik. Fue juzgado por lo civil y condenado a cuatro meses de prisión. Posteriormente, lo volvió a juzgar un tribunal militar, y lo condenó a cadena perpetua.

Las Palmas de Gran Canaria

Hassana Alia vive en Bilbao y ha intentado solicitar el asilo en España, después de pasar varios años residiendo en la ciudad, a la que llegó huyendo de la justicia que imparte Marruecos en su país de origen, el Sahara Occidental. Alia participó de forma activa en el campamento Gdeim Izik, que se puso en marcha a finales de 2010 y en el que muchos vieron la semilla de las posteriores revoluciones árabes. Tras su violento desmantelamiento por parte de la policía, ejército y efectivos no uniformados por orden del Gobierno de Marruecos, Alia fue detenido y juzgado, condenándolo un Tribunal Militar a cuatro meses de prisión. 

Tras cumplir su condena, Alia comenzó a participar en distintos foros internacionales en los que defendió la independencia del Sahara Occidental. Al regresar de uno de los viajes, no lo pudo hacer, al enterarse que estaba en busca y captura. Posteriormente se le juzgo en ausencia y se le condenó a cadena perpetua por el mismo motivo del juicio anterior. Hassana Alia se sorprende de que "el Gobierno español reconozca al Tribunal Militar de Marruecos y también admita que se juzgue a un ciudadano dos veces por el mismo motivo". 

Aún queda más de una decena de presos políticos encausados por el campamento de Gdeim Izik, algunos de ellos condenados a cadena perpetua. El ciudadano saharaui al que ahora se le deniega el asilo asegura que "el Tribunal Militar es una farsa que juzga a civiles bajo cuerda militar". Varias organizaciones no gubernamentales de España y Marruecos han criticado el juicio que se llevó cabo y por el que se condenó a los activistas saharauis. 

Cargando