¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SUCESOS

Cae el líder de una red pedófila que captaba a niños por internet

Les engañaba convocando un concurso "para enseñar culos" y utilizaba un locutorio en Málaga para distribuir pornografía infantil. Hay detenidos en otras cuatro provincias españolas

La Policía Nacional ha detenido in fraganti a un pedófilo cuando intercambiaba imágenes de pornografía infantil en un locutorio de Málaga. Se le considera líder de una red internacional de captación que engañaba a menores de edad para que éstos se exhibieran sexualmente a través de Internet. Creaban perfiles reclamo en redes sociales para atraer a las víctimas, estudiaban la personalidad e intereses de los menores y los manipulaban para obtener imágenes de índole sexual. Otros dos miembros de la red de producción de pornografía infantil han sido arrestados en Oviedo y Toledo, además de otras tres personas en Barcelona, Tarragona y Málaga detenidas por solicitar y recibir archivos pedófilos.

Concurso sexual para niños

La investigación se inició a mediados del año 2013, en el momento en que las administradoras de un foro de Internet detectaron un anuncio en el que se pedían “niños” para que se exhibieran sexualmente en un supuesto “concurso”, aderezado con fotografías de pornografía infantil de una menor de corta edad.

Con los datos disponibles, los expertos policiales de la Unidad de Investigación Tecnológica iniciaron una investigación dirigida a identificar y localizar a los responsables de la inserción del anuncio en Internet. Así descubrieron un perfil en una red social que simulaba pertenecer a una menor de edad y cuyos amigos eran, asimismo, chicos de corta edad.

Perfiles reclamo

Tras este perfil en realidad se encontraba un varón mayor de edad que buscaba atraer a menores. Una vez que los niños contactaban con él, iniciaba una fase de acercamiento en la que se hacía pasar por niñas de edades similares a sus víctimas. Esto le permitía estudiar la personalidad e intereses de cada menor, analizando sus comentarios y gustos para entablar una relación que llegaba a ser de confianza. Llegados a este punto, y prevaliéndose siempre del engaño creado, las conversaciones derivaban a temáticas de índole sexual, en cuyo contexto los menores accedían a mostrarse desnudos a solicitud del principal investigado con la falsa creencia de que si lo hacían recibirían material gráfico parecido de quien ellos pensaban que era una chica de su edad. Sin embargo, una vez que los menores accedían a estos requerimientos, este hombre utilizaba las imágenes y vídeos obtenidos para traficar con ellos y conseguir más material.

Los investigadores consiguieron identificar al presunto líder de la red de grooming, un varón de 38 años al que le constan cinco detenciones anteriores por distribución de pornografía infantil. La ubicación que utilizaba para conectarse a Internet e intercambiar las imágenes de pornografía infantil es un locutorio de Málaga, lugar donde ha sido sorprendido in fraganti por los agentes de la Policía Nacional. La familia del arrestado había tomado medidas para restringir su acceso a la red, llegando a retirarle todos los dispositivos electrónicos como ordenadores o smartphones, razón por la que acudía al establecimiento público.

En el locutorio, el arrestado utilizaba siempre el mismo ordenador, cuya pantalla no podía ser observada desde otros puestos de la sala y cuyo sistema estaba configurado para que cualquier contenido y rastro de la navegación se eliminara con el apagado del equipo.

Dos “discípulos” arrestados en Oviedo y Toledo

Los investigadores también han detenido a otros dos miembros de la red de captación de menores en Oviedo y Toledo. Estas personas recibían auténticas clases magistrales del líder, con indicaciones expresas en cuanto a los temas a tratar o los métodos más efectivos para despertar interés sexual en los niños. Tres personas más han sido detenidas en Barcelona, Tarragona y Málaga por solicitar y recibir archivos de la red, así como se ha identificado a otros integrantes de la red que actuarían desde Colombia, Perú, Brasil y Australia. A través de INTERPOL, se han puesto los hechos en conocimiento de los servicios policiales de dichos países de cara a la continuación de la investigación.

La operación ha sido desarrollada por agentes pertenecientes al Grupo I de Protección al Menor de la Brigada Central de Investigación Tecnológica, al Grupo de Delitos Tecnológicos de la BPPJ de Málaga, Óviedo, Barcelona Tarragona, Toledo y Comisaría Local de Terrasa.

Cargando