¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las promesas electorales de los partidos sobre el 'fracking' y Garoña

La mayoría de partidos sacan su perfil más verde en la campaña con compromisos contra el 'fracking' y Garoña

Un pozo de fracking en Estados Unidos /

La mayoría de partidos sacan su perfil más verde en la campaña a las elecciones locales y forales de mayo con compromisos contra la fractura hidráulica para extraer gas y a favor del cierre definitivo de la central nuclear de Garoña (Burgos), dos temas que preocupan especialmente en Álava.

Las 103.589 firmas de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pide prohibir el fracking en Euskadi no son una cuestión baladí y llama la atención el caso de Álava, donde los 42.882 respaldos a esta iniciativa no los ha conseguido ningún partido en este territorio en anteriores comicios.

Las plataformas antifracking trabajan para conseguir que los partidos se retraten en torno a este tema antes de los comicios. De hecho, quieren colocar carteles en muchos municipios para que los ciudadanos sepan qué candidatos están a favor de esta técnica.

Para ello, están invitando a los partidos a comprometerse por escrito a hacer lo posible desde las instituciones que gobiernen para que no se pueda desarrollar la fractura hidráulica en Euskadi.

En el caso de Álava, hasta la fecha lo han suscrito los cabezas de lista del PNV a la Alcaldía de Vitoria, Gorka Urtaran, y a la Diputación alavesa, Ramiro González, el primer edil de Vitoria y candidato a la reelección, Javier Maroto (PP), así como EH Bildu, PSE-EE, Irabazi Ganemos y Podemos.

UPyD no tiene intención de firmar este compromiso y el cabeza de lista de esta formación a la Diputación alavesa, Nicolás Gutiérrez, denuncia que hay partidos que caen en la demagogia "por arañar votos" cuando lo que hace falta es un debate "sin populismos" sobre el modelo energético.

Opina que "hoy por hoy no se puede renunciar a la energía nuclear" y considera que el futuro de Garoña debe estar en manos del Consejo de Seguridad Nuclear, un órgano que tendrá que basar su decisión en criterios "lo más estrictos y rigurosos posibles".

Los candidatos del PP a los comicios locales y forales de Euskadi tampoco incluyen en su programa electoral compromisos en torno a estos temas porque entienden que no son de su competencia aunque el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, sí que se refiere al fracking como "un posible riesgo" y se compromete a proteger los Montes de Vitoria y la zona rural del municipio.

Además, el primer edil de Vitoria ha firmado la ILP que pide prohibir el fracking en Euskadi porque quiere que se hable sobre esta cuestión en la Cámara.

En cuanto a Garoña, Maroto y el candidato a la reelección como diputado general de Álava, Javier de Andrés (PP), se declaran favorables a su cierre definitivo, saltándose así el criterio de su partido.

Entre las formaciones que sí incluyen este tema en sus programas electorales están el PNV y el PSE-EE.

Los cabezas de lista a la Diputación alavesa y el Ayuntamiento de Vitoria, Ramiro González y Gorka Urtaran, dicen "no" de forma "clara y contundente" a la utilización de esta técnica.

En cuanto a Garoña, reclaman su desmantelamiento "inmediato" y advierten de que "una posible reapertura de esta central pone en peligro la seguridad, la vida y el desarrollo de quienes viven en su ámbito de acción".

El PSE-EE alavés acompaña sus compromisos electorales sobre estas cuestiones con un manifiesto contra la reapertura de Garoña y contra el fracking, "por los riesgos que entraña y que están sin solventar".

Pero el PSE-EE no siempre ha pensado así. El Gobierno de Patxi López abanderó en 2011 un proyecto de extracción de gas detectado en Álava con el que aspiraba "a cambiar el mercado energético".

Sin embargo, con el paso de los años se han visto cosas "que no interesan tanto", además, la fractura hidráulica ha dejado de ser rentable y "hay que hacer caso" al movimiento social contrario, defiende Pilar Lucio, secretaria federal de cambio climático del PSOE.

En materia nuclear, el PSE-EE apuesta por energías "que no sean tan agresivas".

Por su parte, los candidatos de EH Bildu a las municipales y forales en Euskadi amenazan con boicotear a Endesa e Iberdrola, propietarias de Garoña, si reabren Garoña, y en materia de fracking, la candidata de EH Bildu a la Alcaldía de Vitoria, Miren Larrion, tratará de impedir de facto el uso de esta técnica en la capital alavesa mediante una modificación del Plan General de Ordenación Urbana, que otorgue protección a las aguas subterráneas, algo para lo que sí tiene competencias.

Podemos y Sumando-Hemen Gaude aún no han cerrado su programa electoral pero incluirán compromisos a favor del cierre de Garoña y en contra del fracking.

Temas relacionados

Cargando