¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

VITORIA, AYER Y HOY

Cuando el tren pasaba por la calle José Mardones

En nuestra sección de fotos antiguas recordamos el trayecto que el ferrocarril vasco navarro hacía entre las estaciones de Los Herrán y de la calle Dato

El paso del ferrocarril vasco-navarro por la calle José Mardones /

El ferrocarril Vasco Navarro, que unió Vitoria con Estella (Navarra) y Mekolalde (Gipuzkoa) tardó muchos años en estar completamente en explotación. Sufrió numerosas vicisitudes y problemas hasta la terminación de las obras. Los ramales fueron construidos en diversas etapas y la puesta en servicio lo fue escalonadamente.

Un libro escrito por Juanjo Olaizola Elordi sobre este tren, nos da una exhaustiva información escrita y gráfica de todos los detalles de su historia.

En este espacio nos vamos referir a la inauguración del ramal ferroviario que unió las dos estaciones existentes en Vitoria. Una estaba emplazada en la calle Los Herrán (11) donde se iniciaba la vía que se dirigía a Gipuzkoa. La otra, paralela a la actual estación Madrid-Irun (12), estaba destinada al tren cuyo final estaba en tierras navarras.

En una foto aérea del año 1932 podemos ver el trazado de esta vía férrea, que unía las dos estaciones.

En este ramal que discurría entonces por la ciudad, fue necesario hacer dos pasos elevados. Uno en el cruce de las calles Santiago y José Mardones y otro sobre el ferrocarril Madrid-Irun. Por su parte hubo que establecer dos pasos a nivel con barrera, en los cruces de las calles actuales Olaguibel - José Mardones y Federico Baraibar - Los Arámburu

El puente construido por encima de la vía Madrid-Irun tenía “dos ojos”. Fue conservado uno de ellos, para destinarlo a uso unicamente peatonal. Sigue utilizándose hoy día, para pasar de la calle Fuente de la Salud a José María Iparragirre y al revés.

En la foto actual que mostramos a continuación, podemos verlo.

El 25 de septiembre de 1915, se efectuó la inauguración del ramal a que nos referimos.

El periódico de tarde Heraldo Alavés, en edición de ese mismo día, da cuenta del acontecimiento, en primera página completa.

De esa crónica extraemos lo mas interesante: “A las diez de esta mañana ha tenido lugar con extraordinaria solemnidad la inauguración del ramal de unión entre las dos estaciones del ferrocarril Anglo-Vasco-Navarro, Vitoria Norte (1) y Vitoria Salinas ( 2).

Antes de dicha hora, se encontraban los alrededores de la estación del Norte en su parte de unión con la nueva linea animadísimos.

Los andenes estaban engalanados con las banderolas de España, Alava y Guipuzcoa.

Paulatinamente fueron llegando los invitados a la ceremonia de bendición de las obras.

Un piquete del regimiento de infantería de Cuenca con bandera y música, se encontraba en el andén para rendir honores los de ordenanza.

Un público numerosísimo se agolpaba en el Cuarto de Hora (3), esperando el momento de la solemne inauguración.

Fuera de agujas se hallaba el tren especial, el que mas tarde ha conducido a los invitados, hasta la estación antigua del Anglo (2) recorriendo el nuevo trayecto de unión.

El convoy se componía de numerosos coches de todas clases y el break (4) que estaba enganchado en último lugar.

La locomotora es la denominada “Laurak-Bat” y estaba artísticamente adornada con guirnaldas de flores naturales, distribuidas con los colores nacionales.

La estación presentaba un aspecto alegre y animado.

En automóvil llegaron momentos después los diputados señores Bañares, Ortiz, Castresana, Guinea y el secretario de la Diputación señor Zumárraga.

En otro automóvil iba el ministro de Fomento excelentísimo señor don Javier Ugarte, acompañándole su hijo José María, el Gobernador civil marqués de Villamor, elpresidente de la Diputación señor Dans y el alcalde señor López Marcarós.

El ministro revistó las tropas acompañado del general de brigada señor Sanchez Sandino, dirigiéndose después a la nueva estación donde fue cumplimentado por las autoridades.

Se procedió al acto de inauguración, en el que hubo mas de 40 invitados, representantes de la sociedad alavesa: la banca, colegios profesionales, enseñanza, notarios, representantes en las Cortes Españolas, cajas de ahorros, Audiencia, Cámara de Comercio, Colegio de Médicos, Colegio de Abogados, etc.

También estuvo presente el Obispo de la Diócesis, que tras la bendición correspondiente se dirigió a los presentes. Entre sus palabras destacamos lo que sigue: “Este ferrocarril de nueva vida, de secretas esperanzas y realización de grandes anhelos y más lo será aún, cuando las obras lleguen hasta Navarra, Estella, uniéndonos a nuestros hermanos de Navarra.

El ministro Ugarte dijo: “Durante muchos años han anhelado los Países Vascongados la realización de este proyecto, sin que los gobiernos pudiesen complacer estas aspiraciones.

Me congratulo de haber unido mi nombre a esta campaña, que tiene gran trascendencia.”

Terminada la oratoria, el periodista nos da los detalles del “viaje” entre las dos estaciones: “Finalizado el acto, el tren ha entrado en la estación ocupados todos los departamentos por personas invitadas.

Al arrancar el convoy la banda interpretó la marcha real, rindiendo la tropa honores. El público irrumpió en larga y estruendosa ovación. El momento ha sido solemne y de gran emoción.

La alegría invade todos los corazones, pues con el acto de hoy, son mayores las esperanzas de ver realizado este trascendental proyecto en su totalidad.

En la estación se han dado vivas al Sr. Dato (5) y al ministro, que han sido contestados con entusiasmo. A la llegada del tren a la estación del Anglo (6) se han vuelto a reproducir los vivas y las ovaciones.

Aquí se ha dado por terminado el acto de inauguración, que como ya decimos ha revestido extraordinaria solemnidad.”

Seguidamente el tren desde Vitoria continuaría su viaje hasta la estación de Eskoriatza, para inaugurar la vía hasta esa localidad guipuzcoana y ser bendecidas las obras por parte del Obispo.

Así nos lo cuenta el periódico vitoriano: “En tren especial formado por limitadas unidades han salido para Escoriaza, el ilustrísimo señor ministro, su hijo, los señores Valenciano, Faquineto, gobernador civil, gobernador militar, alcalde, obispo, presidente de la Audiencia, Don Juan Cano, señores Ajuria, Abechuco, Bañares, Guinea, Dans (7), Garcia Briz, Portilla y García Rey.

Los periodistas alaveses no tenían asiento en el tren que se dirigía a Gipuzkoa, al estar todo ocupado por invitados, por lo que viajaron en coches facilitados por la Diputación Foral de Alava: “En los automóviles que a las diez y media de la mañana esperaban en la estación de Vitoria-Salinas (8), han ido un redactor de cada diario de la localidad (Vitoria) y don Enrique Guinea (9) redactor artístico de “Novedades” que ha hecho una importante y completa información.

En Escoriaza se celebrará un banquete, del cual daremos a nuestros lectores en el próximo numero los detalles del viaje que podamos obtener.

Seguidamente el cronista nos da cuenta de la llegada y estancia en Eskoriatza: “Hemos llegado al límite de nuestro viaje y descendemos del auto. Allí esperan los comisionados de Guipuzcoa. El Presidente de la Diputación señor Zabala y los diputados señores Elorza, Aguinaga, Orbea y Urreta. Los miqueletes (10) cuidan del orden. Muchos vecinos de Escoriaza endomingados, vestidos de limpio, están en aquellos terrenos, al lado de la vía, esperando ávidos la llegada del primer tren que conduce al ministro. Son las doce del mediodía.

Paulatinamente van llegando a la estación las autoridades de Escoriaza, una banda de música y numeroso público.

Al poco llega el convoy que es recibido a los acordes de la Marcha Real.

El recibimiento es entusiasta, cariñoso, efusivo. Vítores y aplausos, campanas echadas a vuelo, cohetes que suben al espacio para estallar con estrépito. Se organiza la comitiva y en autos nos dirigimos todos a Escoriaza.”

A continuación reproducimos una página de la revista Novedades de Donostia, en la que aparecen varias fotos de ese día, realizadas por Enrique Guinea. En una de ellas se plasma el recibimiento en la estación de Eskoriatza, en otra se ve a los técnicos directores de las obras y en la siguiente el paso elevado sobre el ferrocarril Madrid-Irun, en Vitoria.

En Eskoriatza se celebraría el banquete, en el salón de actos del Ayuntamiento. El menú estuvo compuesto de lo siguiente: entremeses, consomé Brunoise, solomillos Perigord, fritura a la parisiense, ponche Victoria, pollas de Bayona asadas, espárragos remolade, fiambre, helado de mantecado a la vainilla y otros postres. Todo ello acompañado de las bebidas: blanco Diamante, y tinto Marques de Riscal, champagne Ponsardin, vino de Jerez macharnudo y licores varios.

Tras el almuerzo y los discursos, suponemos que con el consiguiente sopor de una comida tan copiosa, la expedición alavesa regresó a Vitoria, con ministro incluido. Aún tendrían tiempo de tomarse un lunch nocturno, en el Palacio Foral de la Plaza de la Provincia, para reponer fuerzas tras tan “agotadora jornada”.

Si alguien quiere trasladarse a esa época y realizar un viaje en un tren como el de entonces, tiene la oportunidad de hacerlo en Azpeitia (Gipuzkoa) donde se emplaza el Museo Vasco del Ferocarril.

En un tren tirado por la locomotora de vapor “Aurrera” y dispuesto con coches o vagones centenarios, realizará un viaje de diez km. de ida y vuelta, desde la estación de Azpetia, donde se sitúa el museo, hasta la antigua estación de Lasao, admirando un paisaje envidiable.

Los empleados de este tren van uniformados exactamente igual que hace un siglo, con revisor y todo, que pica los billetes de cartón duro, iguales que los que se utilizaban en el viejo Vasco-Navarro.

Nuestro agradecimiento al Archivo Municipal de Vitoria-Gasteiz, que nos facilita el material fotográfico, que enriquece esta serie.

1. Paralela a la actual estación del ferrocarril Madrid-Irun

2. Se refiere a la estación de la calle Los Herrán

3. Actual Paseo de la Universidad

4. Coche de lujo

5. Eduardo Dato, Presidente del Consejo de Ministros entre el 11 de junio y 3 de noviembre de 1917y entre el 5 de mayo de 1920 y 8 de marzo de 1921. Nació en A Coruña, y fue hijo único de Carlos Dato Granados y la alavesa Rosa Lorenza Iradier Arce.

6. Estación de la calle Los Herrán. Denominada también Anglo, ya que en un principio este ferrocarril fue de iniciativa privada, promocionado por una compañía inglesa.

7. Presidente de la Diputación Foral de Álava.

8. En la calle Los Herrán

9. Fotógrafo de mucho prestigio, que publicaba sus trabajos en muchas revistas, entre ellas “Novedades” de Donostia. Su obra esta depositada en el Archivo Municipal de Vitoria-Gasteiz,

10. Cuerpo de policía foral de Gipuzkoa, desaparecido tras la guerra civil, similar a los miñones de Álava.

11. Denominada en aquel momento Vitoria-Salinas

12. Llamada entonces Vitoria-Norte, por su cercanía al ferrocarril que venía de Madrid que se denominaba “Ferrocarril del Norte”.

Cargando