¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Patrimonio histórico

Cartagena recuperará su anfiteatro romano

El Ayuntamiento de Cartagena buscará fondos estatales e incluso europeos para acometer la excavación de unos restos arqueológicos que podrían convertirse en uno de los tesoros patrimoniales de la ciudad

Foto: Ayuntamiento de Cartagena

"Son unos descubrimientos monumentales", en palabras de la arqueóloga Carmen Berrocal, que ha supervisado durante años las excavaciones del anfiteatro romano de Cartagena, cuyos trabajos no han prosperado al ritmo que ellos hubieran querido.

Esa cuenta pendiente que tiene Cartagena con su anfiteatro se va a solucionar en breve, porque este equipo presentará el proyecto para la excavación completa y, para ello, el Ayuntamiento está dispuestos a recurrir a la financiación de '1,5% cultural' y a aquellos fondos europeos a los que se pudieran obtener.

Los trabajos de las excavaciones se realizarían por fases. En la primera de ellas se abarcaría un 25% del anfiteatro, cuya planta coincide en parte con la plaza de toros. Se excavaría, han explicado los arqueólogos, un espacio comprendido entre la calle Gisbert y el Hospital de Marina, que coincide con la entrada y la salida principal del edificio romano.

Berrocal también ha adelantado que la conservación íntegra de la fachada es "inviable" dado el colapso de la estructura por el abandono de todos estos años, que ha afectado también a los andamios que la sostienen.

Los arqueólogos también han planteado que las excavaciones pudieran ser compatibles con visitas en las que pudiera verse la evolución de esos trabajos.

Un nuevo tesoro para el patrimonio de Cartagena

"Los restos arqueológicos están bastante bien conservados y se han encontrado alzados muy importantes", ha detallado Carmen Berrocal, que ha dirigido estas excavaciones junto a José Pérez Ballester, profesor de la Universidad de Valencia, y Francisco Fernández, responsable del trabajo de campo.

"Contamos con un alzado medio de tres metros y cuatro metros", explicaba Berrocal, que señalaba que en la parte que toca la calle Gisbert ese alzado podría llegar a los nueve metros lo que, en sus palabras, "es una arqueología muy monumental".

Por su parte, Pérez Ballester emplazaba el anfiteatro en la época Julio Claudia o Flavia. "La construcción de este anfiteatro está hecho a base de muros radiales de hormigón revestidos de piedra que se conservan muy bien", decía.

El profesor señalaba que en algunos casos se han encontrado enlucidos originales, sobre todo en la puerta principal de entrada o que recubrían el muro del podium que rodeaba la arena. "Los tenemos totalmente tapados y hasta que no haya una nueva campaña en la que se acometa la restauración no se destaparán", decía.

Cargando