¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Pugna en el sector forestal entre la pública Tragsa y la privada AEEFOR

La pública, acuciada por la caída de inversiones, pide a la Junta contratos. AEEFOR, reforzada por el acuerdo laboral con los sindicatos, exige que Tragsa compita en igualdad de condiciones sin adjudicaciones directas, como hasta ahora

Google Images

El sector forestal extremeño vive una pugna singular entre la empresa Tragsa (del holding público de la SEPI) y la Asociación de Empresas Extremeñas Forestales (AEEFOR), integrada en la patronal CREEX.

La pugna va más allá de la naturaleza jurídica de ambas. Se está poniendo en cuestión un modelo, un status quo de relación de trabajo y adjudicaciones en el sector con la Junta de Extremadura. La adjudicación directa y mayoritaria, como en lo súltimos años, a la empresa pública en su condición de "medio propio" de la administración autonómica, o la libre competencia en el sector para adjudicarse contrataciones, como pide la asociación patronal del sector.

Movimientos

Tragsa y AEEFOR han hecho movimientos la semana pasada. El presidente de la empresa pública, Miguel Jiménez de Córdoba, se ha reunido con el de la Junta Guillermo Fernández Vara.

"Me he puesto a sus órdenes para todo lo que podamos serle de utilidad, confío en que entre en sus planteamientos presupuestarios para hacernos los encargos correspondientes", dijo Jiménez de Córdoba tras la reunión.

Y ha explicado que Tragsa y Tragsatec deben seguir siendo "muy útiles como lo han sido para el Gobierno extremeño" y ha reconocido que el grupo se encuentra "necesitado de actividad" por la reducción de las inversiones debido a las "dificultades presupuestarias" de las administraciones.

El presidente de Tragsa considera "muy coherente" el planteamiento que asegura le ha trasladado el presidente extremeño. Lo explica así: "De alguna forma la Junta tiene que repartir juego entre las empresas privadas y las empresas públicas".

Jiménez de Córdoba ha puesto el acento, precisamente, en un aspecto que rechaza su competidora: "Aquellas acciones en las que una empresa publica, un medio propio como Tragsa, por determinadas razones puede rendirle un mejor servicio que el que puede rendir alguna empresa privada".

Tras esta reunión, ha reaccionado AEEFOR para reiterar lo que ya le viene reclamando a la Junta desde hace meses. Francisco Castañares, presidente de la asociación, que "no considere a Tragsa un medio propio de la Junta de Extremadura".

Castañares consider que "Tragsa debe competir con las empresas extremeñas en igualdad de condiciones y sin privilegios". Se refiere Castañares a la condición de "medio propio" de la Junta y su consecuencias, que no son otras que adjudicación directas y no por concurso.

El presidente de AEEFOR explica que así "se ha venido contemplando en la Ley de Presupuestos". Reclama al presidente Guillermo Fernández Vara, "que elimine ese privilegio en favor de la empresa estatal en las nuevas cuentas autonómicas".

También a los grupos parlamentarios de la Asamblea "que eliminen de la Ley de Presupuestos de la Comunidad a Tragsa, como medio propio de la Junta de Extremadura y acaben con las encomiendas de gestión de obras y servicios forestales y medioambientales, que es lo que ha venido a pedir el Presidente nacional de la empresa estatal”.

Tras afirmar que la Junta no tiene ningún control sobre Tragasa (corresponde al gobierno central) y que al no haber competencia en los precios por las licitaciones la Junta le está "regalando cada año 20 millones de euros", Castañares "invita"  a Tragsa "a competir con las empresas extremeñas, en pie de igualdad, por la adjudicación de las obras y servicios que licite la Comunidad Autónoma".

Escenarios de partida

Estas dos operadoras del sector forestal extremeño llegan a la pugna desde dos escenarios bien diferenciados.

Tragasa se ve acuciada por la pérdida ded negocio debido a su dependencia de las administraciones públicas. Su presidente ha subrayado que estas inversiones se han reducido ostensiblemente por la crisis. Según sus datos, el Grupo Tragsa ha facturado en 2014 "el 40% de lo que facturó en 2011", y eso les ocasiona "un problema de plantilla sin trabajo de cierta entidad".

Debido a la situación Tragsa presentó un procedimiento de despido colectivo, que fue declarado nulo por la Audiencia Nacional. Pendiente ahora de que el Tribunal Supremo decida sobre el recurso de casación que presentó la dirección de la empresa.

La empresa ha presentado "un plan alternativo de viabilidad" a los representantes de los trabajadores "que no signifique esperar al pronunciamiento del Tribunal Supremo, que pueda ser anterior a él". Este plan tiene dos ejes: el primero, bajas voluntarias con especial énfasis en las personas de mayor edad como "una manera de rejuvenecer la plantilla"; y el segundo, "flexibilización del convenio de 2011. La paz laboral también al tiene alterada con conflictos como el de los trabajadores de las Brif, engtre ellos los de Pinofranqueado.

AEEFOR, después de una etapa de 'latencia' desde su creación, ha asentado su posición en la CREEX, la patronal extremeña, de la que ha recibido un reciente espaldarazo con la firma del primer Acuerdo Social para la Sierra de Gata para trabajadores que precisamente se emplean en labores de reconstrucción de los efectos del incendio de agosto.

El acuerdo regula por primera vez la condiciones de trabajo en el sector y es el germen de loq eu será el futuro convenio del sector en la región. Lo firmaron AEEFOR, UGT y CCOO. Asume la cláusula social de igualdad de la Junta y el incremento de salarios para estimular la economía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?