Profundo malestar en la ejecutiva provincial del PSOE

Siente que se ha aplicado el rodillo de la Federal frente al sentir del 94% de la militancia

Miriam Andrés, secretaria provincial del PSOE en Palencia. /

"Camino del Comité Federal, donde trasladaré la disconformidad del 94% de mi provincia con la decisión de la Ejecutiva Federal de cambiar la voluntad mayoritaria de la militancia". Breve pero contundente. Así se expresa la secretaria provincial de los socialistas palentinos, Miriam Andrés en su Facebook.

La eliminación de Julio Villarrubia como cabeza de lista al Congreso por el PSOE de Palencia ha sido un auténtico mazazo para la ejecutiva socialista palentina. Es cierto que Villarrubia ostenta el cargo de diputado nacional desde 1996 y que son muchos los que opinan que le había llegado el momento de retirarse, siguiendo la línea de renovación que dice buscar la ejecutiva de Pedro Sánchez.

Sin embargo, el hecho de ser reelegido por el 94% de la militancia, era el argumento que esgrimía la ejecutiva palentina y el propio Villarrubia para mostrarse confiados en que la propuesta no se iba a cuestionar. La realidad ha sido otra. El dedo de Pedro Sánchez es alargado, y lo mismo que fue capaz de aplastar a Tomás Gómez o a Carmona en Madrid, ha fulminado ahora a un Julio Villarrubia que se enfrentó a Tudanca por la secretaría regional del PSOE en Castilla y León.

Y como alternativa, se elige a la ex procuradora regional Maria Luz Martínez Seijo, fiel hasta la médula de Tudanca y Pedro Sánchez. Su nombre surgió en algunas de las asambleas en el proceso de elaboración de listas, pero distó de ser de los más mayoritarios. Por cierto, seguro que ella en público se mostrará educada y alejada de controversias, pero su relación con Villarrubia dista de ser buena.

Hoy es un día de desaliento para muchos, los "oficialistas" que tienen controlado el partido en la plaza y lograron un respaldo abrumador para Villarrubia. La desolación se ceba de forma especial en el propio Villarrubia que se veía "protegido" por ese respaldo mayoritario.

Pero es también un día de satisfacción para los críticos del partido, algunos históricos, que poco a poco se han ido apartando del día a día de su formación. Gente como el ex diputado nacional Juan Ramón Lagunilla que fue el único que impugnó el último comité del PSOE en la capital porque se obvió el debate.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?