¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La opinión de Pichili en "Juego entre Líneas"

La opinión de José Manuel Ramos "Pichili": Desidia al borde del mar

José Manuel Ramos "Pichili" da su version del Cádiz CF /

José Manuel Ramos "Pichili" analiza la actualidad del CádizCF con su sección "Juego entre líneas". Hoy lleva por nombre: "El Carranza":

 “En el desierto del Sahara no pudo nacer la pintura paisajista”. León Trotsky

Van a cambiar los nombres a las calles de Cádiz…. Ya lo cantaban Los pequeños cantores del viena en los ochenta. El Carnaval siempre supera a la realidad. Nada nuevo bajo el sol.

Resulta que le quitan la avenida a Ramón de Carranza en aplicación del artículo 15 de la ley de la Memoria Histórica. Vamos, que le van a cambiar el nombre a Canalejas y pasará a llamarse avenida 4 de diciembre, para que todo el mundo le siga llamando Canalejas. Un acierto. Para un comparsista de pro tiene que ser un orgasmo fijo discontinuo -como los parados de Cádiz- vivir en avenida un 4 de diciembre esquina a Al amparo de la noche.

Igual de bien me parece que quiten el busto que hay del marqués en un rincón de nuestras Casas Consistoriales. ¿Quién lo puso allí? ¡Qué mal busto hay que tener! Propongo sustituirlo por un poto o por una maceta de geranios. Con cualquier cosita que se ponga, seguro que salimos ganando.

El problema surge con el estadio. Para los cadistas el Carranza es nuestro Teatro de los sueños (a veces la covacha de las pesadillas) y forma parte del imaginario colectivo sentimental de varias generaciones. No creo que nadie que acuda al Templo cadista asocie el estadio -un símbolo de alegría y diversión- con tan siniestro personaje.

Ponerle el nombre de cualquier futbolista se me antoja injusto, pues hay muchos que merecerían tan alto honor. No veo yo “Estadio Goleador Vicente Borge” por poné un poné.

Quedaría mucho mejor ponerle nombres comerciales en plan “Wanda Casa Manteca”, o de personas impulsoras impulsivas, como “Estadio que no iba a costar ni un euro a los gaditanos Teófila Martínez”. Quizás un poco largo, también es verdad.

Cualquier cambio provocaría tal discusión bizantina que ríete tú del cisma de occidente, de la herejía de los fraticelli o de la guerra incruenta entre tortilleros concebollistas y sincebollitas.

Por otra parte, los actos del olicarca delator merecen la condena y repulsa de nuestra democrática sociedad y el descrédito entre los gaditanos. La ley será dura, pero es ley y como tal hay que acatarla.

La cuestión no es baladí y requiere una solución de consenso. Propongo un referéndum vinculante pactado y que el Carranza se llame a partir de ahora “Estadio Carranza”, a secas, sin el “mamón de” y así nos dejamos ya de tanto mamoneo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?