¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HUELGA DE BASURAS

Rota la negociación en Limasa

La primera reunión para intentar desconvocar la huelga de basuras ha fracasado en una tensa reunión entre el ayuntamiento, la dirección de Limasa y el comité de empresa

Trabajadores de Limasa a las puertas del edificio de la Caja Blanca, donde ha tenido lugar la última reunión para intentar desconvocar la huelga de basuras /

Apenas 47 minutos ha durado la reunión de hoy entre la dirección de Limasa, el ayuntamiento y el comité de empresa, que han tenido lugar en el centro cultural de la Caja Blanca, un encuentro que ha acabado como el Rosario de la Aurora.

El equipo negociador del ayuntamiento ha reiterado la última oferta del equipo de gobierno del PP, anunciada "in extremis" por Francisco de la Torre a través de un vídeo colgado en el canal youtube y explicado telefónicamente al comité ha sido rechazada tras una tensa reunión de la que el presidente del comité de empresa, Manuel Belmonte, salía visiblemente enfadado y acusaba al equipo de gobierno de “no querer llegar a un acuerdo”. “Ponen una excusa barata, que ya están cerrados los presupuestos”, sostenía Belmonte coreado por trabajadores de Limasa al grito de “huelga, huelga”, apostados en la puerta del edificio.

El concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, al frente del equipo negociador del ayuntamiento, lamentaba que el comité de empresa rechazara la oferta municipal y explicaba que ya no está sobre la mesa. Jiménez ofrecía incluso la posibilidad de firmar “ante notario” el acuerdo ante las dudas puestas sobre la mesa por los trabajadores e insistía en que la propuesta del ayuntamiento supondría un aumento de 4,4 millones de euros en el presupuesto de Limasa para 2017 y 5 millones de euros de incremento en 2018 .

El concejal Jiménez salía del edificio donde habían mantenido la reunión escoltado por un fuerte dispositivo policial en mitad de los abucheos y gritos de dimisión de los trabajadores de Limasa.

El principal escollo en las negociaciones radica en la paga de productividad (parte de ella es considerada una porción del salario por los trabajadores porque aglutina subidas anteriores del IPC), que los empleados quieren empezar a recuperar este año; en concreto, plantean cobrar en este año 276 euros en septiembre más 433 repartidos en once mensualidades, lo que supondría la mitad de la paga, mientras que el ayuntamiento traslada a 2017 y 2018 la recuperación de ese dinero. Otro de las diferencias radica en que los trabajadores solicitan que 21 de los días de vacaciones sea en los meses de verano (el resto durante todo el año) y el ayuntamiento reduce la cifra a 15.

En este primer día de huelga no se están registrando incidentes más allá de los contenedores que empiezan a llenarse o imágenes de contenedores desbordados en el centro de la ciudad.

No hay nuevas reuniones fijadas por ahora.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?