¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EDUCACIÓN

"Año sabático" para combatir el estrés entre los profesores canarios

El STEC-Intersindical Canaria realiza una recogida de firmas para que el Gobierno de Canarias reconozca el derecho del profesorado a disfrutar de un "Permiso Parcialmente Retribuido" o año sabático.

Las Palmas de Gran Canaria

Ya se hace en otras comunidades autónomas como País Vasco, Aragón, Navarra, Castilla-La Mancha o Castilla y León. El objetivo del "año sábatico" es prevenir el desgaste personal y profesional de los profesores, que cada vez sufre más frecuentemente el llamado síndrome del quemado.

Exceso de horas lectivas, aumento de las ratios de alumnos, bajos salarios, no cobertura de sustituciones... Según el STEC-IC, esto genera mucho estrés entre los docentes que puede prevenirse con el "Permiso Parcialmente Retribuido" o año sabático. Javier Morales, portavoz del sindicato, señala que los profesores tienen muchos riesgos físicos y psicosociales y con esta medida pueden disminuir.

Trabajar cuatro años y librar uno.

"La propuesta es que durante cuatro años el docente cobre menos mensualmente y va aportando la cantidad restante para disfrutarla el quinto año, en el que disfrutaría del permiso y tampoco lo cobraría completo", apunta el portavoz sindical.

En definitiva, la medida se enmarca en un periodo de cinco cursos escolares consecutivos: durante los cuatro primeros se trabaja a jornada completa, cobrando el 85%  de la nómina y durante el quinto curso se disfruta del permiso, percibiendo el mismo porcentaje. Este quinto curso de permiso cuenta como en “servicio activo”, conservando el destino definitivo y computando a efectos de antigüedad y derechos pasivos. Económicamente significa que el propio docente se financia el 60% y la Consejería aporta un 25% ó 20% de las retribuciones del año sabático.

La experiencia viene demostrando que los periodos sabáticos suponen una contribución a la mejora de la salud y una recuperación del desgaste laboral y académico, aseguran desde el STEC-IC. "Los que disfrutan del permiso pueden dedicarse a lo que deseen: ocio, viajar, trabajar en una ONG, estudiar, conciliar su vida familiar...", aporta Morales, quien añade que una vez termine volverán a su plaza y destino definitivo.

Durante el año sabático se contratan sustituciones. Esto, dice el sindicato, "favorece el empleo en la enseñanza y no es gravoso para las arcas públicas".  Por todo ello, desde STEC-IC han iniciado una recogida de firmas para que la Consejería de Educación y Universidades reconozca el derecho del profesorado canario a disfrutar de su "año sabático".

Cargando