¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EN DIRECTOToda la información del doble atentado en Cataluña, minuto a minuto

Maestros, directores y orientadores denuncian irregularidades en las pruebas LOMCE en Madrid

Muchas horas de examen, mucho estrés, preguntas sobre temas que todavía no se han dado en algunos centros, material insuficiente y problemas añadidos para los alumnos con dispacidad visual para los que la prueba fue mucho más larga por las explicaciones en braille que fueron necesarias en un examen con predominio de imágenes. Son las denuncias que figuran en un informe encargado por el PSOE a estos expertos al que ha tenido acceso la SER

Ejemplo de infografía, según el informe, imposible de seguir por alumnos con discapacidad visual /

El informe encargado por el PSOE de Madrid y elaborado por un equipo de maestros, orientadores, directores, inspectores y jefes de estudio constanta que las pruebas que marca la LOMCE llevadas a cabo la semana pasada en tercero y sexto de primaria fueron muy densas: muchas horas para niños muy pequeños que fueron sometidos, denuncian, a un estrés excesivo. Algunos no pudieron soportarlo. El informe reporta varios casos -sin especificar la cifra concreta- de alumnos de tercero de primaria que se hicieron pis en el examen debido a la presión sufrida. Lo explica Maria Ángeles Sanz, maestra en un colegio público de Carabanchel y una de las aplicadoras de la prueba: "En algunos colegios hubo niños que salieron llorando, hubo niños que se hicieron pis, hay críos más débiles. La prueba era excesiva", sentencia esta docente que también asegura que los días del examen se encontraron con material insuficiente para hacer la prueba oral. "Mandaron un CD con los audios, a pesar de que algunos centros son de línea 3. Tuvimos que ponernos a grabar dos CDs más a las ocho de la mañana". En algunos casos, según el informe, los directores de los centros tuvieron que poner el equipo de reproducción de audio de casa.

Los mayores problemas que han suscitado las quejas de profesores y aplicadores, según el informe, son los curriculares. Había cuestiones sobre temas que todavía no se han dado en clase en muchos colegios y algunas preguntas, según denuncian, eran muy ambiguas. Todas las respuestas podían considerarse incorrectas o tenían más de una respuesta posible.

Particularmente complicado, dice el documento, el examen para los alumnos con discapacidad audiovisual. El examen de sexto, según explica Sanz, estaba plagado de imágenes, los que obligó a estos alumnos a pasar más horas haciendo las pruebas "porque las explicaciones en braille son más tediosas que cuando puedes resolver una cuestión de un simple vistazo".

El informe denuncia también que las pruebas de matemáticas eran extremadamente difíciles de terminar en el tiempo asignado. "Hubo profesoras que nos cronometramos y la docente que imparte la materia tardó 32 minutos en resolver todas las cuestiones" Los mejores alumnos, según el documento, con brillantes resultados en matemáticas, acabaron llorando por no poder terminar los ejercicios.

 

Cargando