¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cultura | Entrevista

Juan Nepomuceno, expuesto

El artista galduriense realiza sus últimos trabajos murales en edificios públicos de Jódar

Proceso de creación del caligrama-mural sobre Federico García Lorca en la Biblioteca Municipal. / Juan Nepomuceno

Con sus dos nuevas obras en el Centro de Salud "Ricardo Fernández Valadés", el artista local Juan Rivas, más conocido como Juan Nepomuceno vuelve al trabajo mural de gran tamaño en edificios públicos.

En coincidencia con el día mundial de la lucha contra el tabaquismo, Juan Nepomuceno ha decorado la entrada principal del centro con dos obras en su inconfundible estilo con mensajes de señalización de "espacio libre de humos". Interesante apuesta por combinar lo práctico y lo artistico en espacios públicos.

Su última creación a gran formato hasta ahora era el caligrama sobre Federico García Lorca en la Biblioteca Municipal "Juan de Mata Carriazo", una obra original que se estrenaba en el Día Mundial del Libro el pasado 23 de abril en coincidencia con la lectura ininterrumpida del Quijote que organiza el Club de Lectura de Jódar.

Actualmente se encuentra en pleno proceso creativo en otra obra de gran tamaño para el complejo polideportivo de la piscina de "Palomares". Aprovechando la excusa, le entrevistamos para radiojodar.com

Juan, ¿cómo de difícil es la vida del creador en una ciudad como Jódar? ¿Incomprensión?

Más que incomprensión, diría desconocimiento. La incomprensión es relativa. Puede que haya gente que no entienda muy bien el trabajo que hago, pero aún así son conscientes de que se trata de algo un poco diferente. Por otro lado, hay más personas que no tienen conocimiento de que se están llevando a cabo estas actuaciones artísticas.

Pintando la felicidad

Curioso e inquieto, la vida de Juan Nepomuceno está marcada por un suceso que influirá decisivamente en su obra. Una leucemia muy rebelde desde los 12 años (con trasplante de médula ósea incluido) le mantiene enclaustrado en casa ocho años hasta 2005. Aprovecha para leer mucho, escuchar mucha música y ver mucho cine. Años que le sirven para abrir la mente sin salir de casa. Autodidacta, estudia por su cuenta desde los 15 años. Con la pintura hace lo mismo, aprende solo, aunque desde niño había apuntado cierto talento.

Su obra es absolutamente reconocible, con ese sello personal que todos los artistas buscan pero que pocos encuentran. Después de tantos años difíciles, busca su camino pintando la felicidad.

Vivir de esto… ¿es posible?

Es complicado, desde luego. Requiere una absoluta habilidad para ver la vida día a día. Desde luego que no es la dedicación ideal para quien quiera enriquecerse de la noche a la mañana.

Imagino que lo de crear no es algo que se elige ¿no? Es algo que uno no decide, sino que descubre, que no puede evitar… otra cosa es dedicarse a ello

Me resulta difícil ponerme en la situación de otra persona, pues esto es algo que llevo haciendo toda la vida, desde niño. Es natural, es parte de mi ser, ha estado siempre conmigo. Van pasando los años y cambia la forma de enfocar las cosas, aunque supongo que para llegar al punto en el que estoy se tienen que dar una serie de circunstancias que te empujan a dedicarte a esto.

Eres un hombre que ha tenido que superar retos y momentos vitales difíciles. Que claramente han marcado tu forma de ser, de ver el mundo, de educarte como autodidacta. Y eso influye particularmente a un creador. ¿En que medida te ha influido a ti? ¿quizá por eso tu obra es especialmente luminosa y alegre? Siempre me lo ha parecido

Supongo que hay cosas que ya están dentro de cada cual, desde el principio de nuestro ser. Las circunstancias de nuestras vidas hacen que lo que hay en nuestro interior germine de una forma u otra. En mi caso, no lo he tenido nada fácil para salir adelante. La vida es dura y triste por sí sola, así que siempre he pensado que lo mejor es darle luz.

Aunque trabajas casi todos los formatos, la constante en tu obra es de sustento digital. ¿Cómo te defines como artista? ¿Qué te interesa reflejar?

El trabajo digital es rápido (eliminas muchos tiempos muertos), te da pie a ser muy perfeccionista (algo que va mucho conmigo), tiene muchas aplicaciones y usos (ilustración, publicidad, diseño gráfico, web...) y reduce mucho los costes. Sin darle de lado a otras facetas, es una cuestión de comodidad, que no de acomodamiento.

La vida es dura y triste por sí sola, así que siempre he pensado que lo mejor es darle luz.

Siempre me he considerado un artista inquieto. No me gusta encorsetarme, ceñirme a trabajar siempre en lo mismo siguiendo los mismos patrones. Me gusta trabajar rápido y hacer cosas diferentes. Necesito ver resultados. Deseo reflejar mi visión positiva de la vida. Aunque a veces no lo parezca, queda belleza ahí fuera.

¿La realidad que te rodea? Te lo digo porque siempre me llamó la atención esa capacidad tuya de retener detalles, esa memoria enciclopédica que tienes, que indica que prestas una inusual atención a cosas aparentemente intrascendentes

Me conoces bien. Sucede que las más pequeñas son las más importantes, como escribió Mario Benedetti: "las cosas más triviales se vuelven fundamentales."

Entiendo que la realidad de la sociedad moderna en la que vivimos es estresante, nos atrapa y nos engulle. Pero si varías el paso, si lo cambias un poquito y caminas a otro ritmo, se aprecian muchos matices diferentes.

Sé que particularmente tienes mucho empeño en tu serie EroticArt, una forma de expresar que la sexualidad y lo que ella apareja pertenece al mundo de lo cercano, de lo cotidiano…

Responde a las mismas motivaciones que he comentado antes: inquietud artística, la necesidad de emprender muchos proyectos diferentes, naturalidad, mucha curiosidad y sobre todo el deseo captar esa belleza que hay en la cotidianeidad y que no siempre resulta fácil de ver o de plasmar.

Lo estético no se limita a una sola faceta y me consta que te atraen otras muchas artes, la música entre ellas. Muchos músicos con los que he hablado siempre me acaban confesando que sus canciones favoritas casi nunca son las que acaban gustando al gran público. ¿sabes a que me refiero?

Absolutamente.

Si yo creyese que mi última obra es perfecta, si al contemplarla me proporcionase esa sensación de plenitud de observar aquello que no se puede mejorar, dejaría de hacer todo esto que hago y me dedicaría a otra cosa.

El mundo se divide en dos categorías: los que tienen la brocha cargada de pintura, y los que miran las paredes vacías con indiferencia. Yo, tengo brocha.

Muchas veces alguien me comenta que le ha gustado mucho este u otro trabajo. Quizás pienso en él y le veo fallos. Si volviese a hacerlo, cambiaría detalles, en la mayoría de los casos insignificantes que pasan desapercibidos. Pero, sin embargo, no dejan de gustarme. Cada una es producto de su época.

En mi caso existe una de 2012 que me proporciona gran felicidad artística al contemplarla. No es la mejor, no es la más depurada, ni la más original, ni la que más suele gustar a la gente que ve mis trabajos, pero hay algo emocional en ella que me transmite excelentes sensaciones.

¿La de tu conversación con el anciano manchego?

Si, "Autorretrato con viejo lugareño en Criptana"

Últimamente he escuchado una máxima dirigida a gente joven que está iniciando su camino formativo en la vida: "intentad sed los mejores." Creo que es un principio erróneo para basar una vida, para construir un futuro. No hay que hacer algo en la vida para ser el mejor, sino para sentirse satisfecho y, sobre todo, feliz con lo que haces. Si tienes talento y le pones dedicación, quizás llegues a ser el mejor. Pero lo realmente importante es que te haga feliz.

Actualmente estás dedicado a las obras murales de gran tamaño en espacios públicos. A mi particularmente me parece fantástico que se considere la estética en el ámbito de lo público más allá de lo meramente funcional…

El mundo se divide en dos categorías: los que tienen la brocha cargada de pintura, y los que miran las paredes vacía con indiferencia. Yo, tengo brocha.

Deja de pensar, deja que todo fluya, siéntate al sol y disfruta de la vida.

En el caso de nuestro pueblo es una idea que me rondaba la cabeza prácticamente de toda la vida. Lo habíamos venido hablando desde hace un tiempo, y por fin ha llegado el momento de ponerse manos a la obra. Se trata de dar vida a la ciudad, convertir el arte como un elemento más de la cotidianeidad. La idea es que estos murales se conviertan en parte integrante de nuestro día a día jodeño.

 Murales, algo tan alejado de los tiempos de comunicación viral que vivimos...

No son un arte mainstream precisamente. Parecen algo sacado de otro tiempo, de otro siglo, y menos aún si están pintados con brocha o pincel, al estilo más tradicional. Pero al contrario de lo que pueda pensar la gente, es una forma de decorar que tiene plena vigencia.

Desde el punto de vista del artista, a mi juicio es una expresión artística muy elevada. Porque el mural te ofrece la posibilidad de expresarte a una escala magna, y una vez finalizado constituye un legado que todo el mundo puede disfrutar.

Cuando terminas el trabajo y lo contemplas te invade una sensación de plenitud y satisfacción difícil de alcanzar por otros medios.

 En estos tiempos del slogan en lugar del mensaje y la idea, de 140 cuarenta caracteres efímeros tras los que generalmente no suele haber nada, ¿Cuál es el tuyo? ¿Cómo se vende la marca Juan-Nepomuceno?

Ni siquiera necesito 140.

Deja de pensar, deja que todo fluya, siéntate al sol y disfruta de la vida.

Epicureísmo en 74 caracteres. Exactamente.


 

 

 


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?