¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Se busca gente para vivir (y no marcharse) en pueblo de Ávila

El programa `Rehabitare´ de la Junta de Castilla y León pretende fijar población, de momento, en Maello, San Bartolomé de Pinares, Crespos, Muñana y Solana de Rioalmar

El objetivo principal del Programa `Rehabitare´ es fijar población en el mundo rural /

La Junta de Castilla y León ha firmado un convenio de colaboración con varios pueblos abulenses, por importe de 256.000 euros, para reformar viviendas municipales con el objetivo de destinarlas a alquiler social.

El objetivo de esta acción, denominada `Programa Rehabitare´, es recuperar aquellas viviendas de titularidad municipal que en la actualidad se encuentran abandonadas y cuya reforma sería interesante para el medio rural. Las viviendas se ubican -por lo general- en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes y evitando el deterioro de un patrimonio municipal. El programa se inició como proyecto piloto en el año 2009 en Palencia.

En nuestra provincia, el plan `Rehabitare´ se llevará a cabo en Maello, Muñana, Solana de Rioalmar, San Bartolomé de Pinares y Crespos. Jesús Hernández, alcalde de esta última localidad, considera que el programa `Rehabitare´ es "una oportunidad excepcional para fijar población en el mundo rural". Hernández señala que en su pueblo hay 14 viviendas de titularidad municipal y que el convenio permitirá poner en marcha tres, una cada año en los tres siguientes, gracias a los 50.000 euros que se destinarán a cada una de ellas.

María Jesús Martín, regidora de San Bartolomé de Pinares, confía en que sea alguna pareja del pueblo la que se beneficie de este tipo de alquiler social gracias a un alquiler "relativamente bajo", tal y como apunta.

Con este programa la Junta pretende potenciar el mercado del alquiler por entender que, frente a la compra, soluciona el problema de acceso a la vivienda en un periodo puntual y, además, es lo suficientemente flexible para adaptarse a las necesidades de las familias en determinados momentos.

Cargando