Falso aviso de bomba en la Iglesia de San Pedro

La Policía recibió una llamada anónima donde aseguraban que habian dejado una mochila en el interior del templo. La zona estuvo acordonada durante casi una hora y media

El 30 de agosto pasará a la historia de Gijón como aquella jornada en la que hubo que desalojar el que es uno de los símbolos de la ciudad por un aviso de bomba que, finalmente, resultó ser falso. La Iglesia de San Pedro resultó ser la protagonista involuntaria de un hecho que no tiene precedentes en el municipio.

La Policía Nacional recibió una llamada donde indicaban que habían depositado una mochila dentro del templo pero sín dar su ubicación. El aviso provocó la prohibición de circulación para acceder a Cimadevilla a través de Campo Valdés. Poco antes de las seis de la tarde los agentes desalojaban a la gente que todavía se encontraba en el interior tras un funeral celebrado a las cinco. Alrededor de las siete y cuarto de la tarde y tras haber revisado todas las instalaciones se daba por concluido el operativo. Javier Gómez Cuesta, párroco de San Pedro, explicaba lo sucedido.

Gómez Cuesta aseguró que "nunca había pasado esto aunque sí tenemos anécdotas de gente que quedó durmiendo en un columbario y después de fumar porros toda la noche a la mañana siguiente marchó sin haber encontrado una perra. Es lo más llamativo que nos ha pasado"  

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?