¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Una agente denuncia a tres compañeros de la Policía Local de Palma por vejaciones homófobas

Los hechos se remontan a 2007 y ya los investiga la Fiscalía de Baleares dentro de la trama de corrupción de la policía municipal

Sonia V.R. /

Sonia V. R tiene 38 años y lleva 13 en el cuerpo. Esta semana ha roto su silencio y ha presentado una denuncia por vejaciones homóbofas. Los hechos que relata suceden entre 2007 y 2009. Durante dos años se somete a agresiones verbales y humillaciones por parte de dos compañeros de su mismo rango. Su condición sexual se convierte en el objeto de vejaciones, insultos y burlas de manera habitual. Sonia relata a la SER que los dos agentes hablaban de "maricones y tortilleras" y que en una ocasión llegaron a preguntarle si "había salido del armario".

Escucha la entrevista con Sara V.R.

La única mujer en una unidad de 12 policías

Sonia era la única mujer en una unidad de doce policías. Su hostigamiento va en aumento, de tal manera que en una ocasión se encuentra su herramienta de trabajo cubierta por huevos y los agentes les espetan si "le ha gustado la tortilla". Sus compañeros son espectadores mudos del acoso homófobo: "Dónde te has dejado el calcetín", llega a espetarle uno de estos agentes ahora investigados mientras se tocaba su parte genital.

La denunciante decide poner los hechos en conocimiento de su superior quien, lejos de poner solución, mira para otro lado, siempre según consta en la denuncia de esta agente de la Policía Local de Palma. Sonia V.R abandona esta unidad en 2009 después de acudir al psicólogo del cuerpo y regresa a un puesto como policía de base.

La denuncia de esta agente coincide con el llamamiento que hacía esta semana Ben Amics, la asociación LGTBI de Baleares, para que se denuncien las agresiones homófobas. Esta entidad también ha recibido la denuncia anónima de una pareja homosexual que sufrió agresiones verbales por parte de dos agentes de servicio que les abordaron en un parking. Según esta denuncia anónima, que no han querido formalizar ante la Policía Nacional para preservar su anonimato, los policías locales "les obligaron a salir del coche" y recibieron insultos homófobos.

Cargando