Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

FERNANDO GONZÁLEZ DEL VALLE

Resiliencia española

Cadena SER Alcázar de San Juan 14/09/2016 - 10:00 CEST

 

Manuel y Carmen eran seis de familia y cuando salían a trabajar a las siete de la madrugada dejaban a su hija mayor de siete años a cargo del resto de los niños. Manuel era albañil y trabajaba cerca del cielo. Aquel día, hace 30 y tantos años, Manuel estaba en el séptimo… piso. Una mala pisada y se precipitó a la tierra. Despertó en una habitación de hospital que habitaría durante meses escayolado de arriba abajo como una caricatura de Mortadelo y Filemón.

Eran los años 80 y había menos ayudas sociales. Carmen era cocinera pero su salario no era suficiente para mantener a toda la familia. Decidió pedir ayuda al Rey de España. Como no sabía leer ni escribir buscó a alguien en el pueblo que supiera hacerlo por ella para redactar una carta. Le contestó la reina Sofía. Alguien comprobó que Manuel estaba ingresado como Carmen decía y la reina les envío un cheque de 50.000 pesetas. Carmen, la mujer de Manuel, muy agradecida decidió hacerle un regalo a la Reina de España. Fue a una tienda de su pueblo y compró una sopera. Se metió en un taxi en Madrid y entre el taxista y ella descubrieron, después de dar muchas vueltas y preguntar a mucha gente, que el palacio de los reyes era real...

La resiliencia es un término usado por la nueva psicología para referirse a la capacidad que tienen determinadas personas para sobreponerse a cualquier situación por difícil que sea. La palabra se ha tomado de la resistencia de ciertos materiales que se deforman sin romperse y vuelven a recuperar su forma original. Siempre se ha sabido que el junco se dobla ante el viento sin quebrarse y algunas citas talmúdicas y orientales y alguna fábula de La Fontaine usan esta cualidad del junco como ejemplo para un aprendizaje vital. Se ha empleado muy a menudo para explicar la capacidad de ciertas personas de superar el horror de los campos de exterminio nazis.

Pero en España tenemos ejemplos cotidianos de gentes que lo dieron todo por sus hijos, por ofrecer una oportunidad de vivir en un país mejor, que se doblegaron sin quebrarse ante todas las dificultades inimaginables. Sería dramático que después de todo ese esfuerzo lo que se rompiera por falta de flexibilidad fuera nuestro propio país. Hemos recortado sanidad, educación e investigación sin muchos miramientos en los últimos años. No ha sido una mengua en unos presupuestos, esos recortes han supuesto romper la cadena de sueños que nuestros abuelos habían proyectado en nuestro futuro. El compromiso y la fe en España de varias generaciones de resilientes que resistieron hambre, guerra, intolerancia, aburrimiento y tristeza pensando en un mejor porvenir.

Al final de la historia de Carmen y Manuel yo me imagino al funcionario del palacio real llevando la sopera a un gran almacén, a uno semejante al que se ve en el final de Ciudadano Kane. En un almacén en el que han querido encerrar para siempre muchas de las aspiraciones, muchos de los deseos, muchos de los sueños de generaciones de españoles, que hipotecaron su infancia, su juventud, su madurez y sus ilusiones por un país mejor para sus hijos.

Fernando González del Valle

Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

Regístrate ¿Por qué registrarse?