Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA EXPLOTACIÓN SEXUAL

Cambian la ordenanza contra la trata para que las multas no prescriban más sin notificar

Hasta 2015, el 35 por ciento de las sanciones a clientes caducaron, se archivaron o prescribieron

El Ayuntamiento de Sevilla va a cambiar la ordenanza contra la prostitución para que las multas que se imponen a clientes y a clubes de alterne dejen de caducar o de prescribir, incluso sin notificar, como ha ocurrido desde la puesta en marcha de dicha ordenanza, en 2011, con un alto porcentaje de las sanciones impuestas. El actual gobierno local toma la decisión tras analizar la situación con las organizaciones sociales, y los cambios se van a materializar antes de que termine este año, según fuentes municipales.

No hay datos de las denuncias que han caducado este año, pero hasta 2015, en torno el 35 por ciento de las sanciones impuestas a clientes de la prostitución callejera caducaron, se archivaron o prescribieron. En este periodo, prescribieron sin notificar 8 de las 22 sanciones impuestas a clubes de alterne.

El actual equipo de Gobierno quiere aprobar antes de final de año una modificación para ampliar el periodo de tramitación de las multas, actualmente fijado en dos meses. Ese trámite, ahora en manos del área de la Mujer, pasará a la Agencia Tributaria, que cuenta con más medios para encargarse de este asunto.

Según los datos facilitados por el Ayuntamiento, de enero a septiembre se han interpuesto 84 multas a clientes, 23 más que en los dos años anteriores

El Gobierno local quiere que el II Plan Integral contra la Trata de Personas con Fines de Explotación Sexual, ahora en redacción, entre en vigor a principios del año que viene. Uno de los compromisos del Ayuntamiento es mejorar con él la inserción laboral de las víctimas, consciente de que este objetivo, ya fijado en primer plan, no se ha cumplido. 

Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

Regístrate ¿Por qué registrarse?