¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Hinchapelota de Vera Luque

La opinión sobre la actualidad del Cádiz CF del conocido autor de carnaval.

José Antonio Vera Luque, conocido autor de Carnaval, nos deja su opinión todos los jueves en SER Deportivos Cádiz en su sección llamada "El Hinchapelotas"

Se llenó de gloria el lumbreras este que en su despacho fifero se le ocurrió bautizar al chisme este que arbitra por una pantalla como el VAR. Obviamente no conoce el gen cupletero de los de por aquí, y es que lo del VAR con V y el BAR con B, supone una carajotería tan fácil que ni nos molestamos. El martes en los Bares con B, se hablaba del VAR con V. El Cádiz marcó un gol que no subió al marcador, porque en esta Liga de Estrellas, estadios llenos bajo amenaza de multa, y partidos a deshora, aún no han tenido la feliz idea de resolver sobre la marcha las papeletas como las del lunes.

Parece que los románticos del balompié como un servidor, sólo nos gusta la tecnología si favorece a nuestro equipo, y da la sensación que los que de toda la vida hemos defendido el fútbol de Quini rematando en plancha lleno de fango, ahora que nos conviene, apostamos por Robocop de linier. Sí y no. El encanto del fútbol y del deporte en general está en la victoria y en la derrota.

A veces el derrotado es el delantero que falla el penalti, otras el portero que encaja el gol, y muchas el árbitro que se equivoca en su misión de impartir justicia ciega, frecuentemente más ciega de la cuenta. Pero hay un tope que es el objetivo final del juego: el gol. Y el gol se produce o no se produce. Es el fin último. Después del gol, el juego se reinicia desde otro lugar del campo.Por un gol se cambia una táctica, un planteamiento. La sinopsis del partido se basa en la cantidad de goles.

Ni en la de córners, ni en la de faltas. Si hay juego es por el gol. Si hay un por qué, un sentido de la vida …es por el gol. Por lo tanto, si la pelota cruza la línea, igual que si entra por el aro, o el ciclista adelanta la rueda un centímetro más que el oponente, el objetivo del juego se ha conseguido. Que ésto ocurra, y no se refleje, es falsear el partido. Es la única circunstancia del juego que es definitiva. Por tanto, existiendo mecanismos que confirmen dicha movida, que lo pongan.

Y hasta ahí mis innovaciones tecnológicas a esto. Y va que chuta. Para los fueras de juego, y las manos dentro del área, prefiero el Bar con B al otro día, mejor que el VAR con V al momento. Vamo a dejarno de robots arbitrando,que a ver quien es el guapo que le discute una tarjeta amarilla a Terminator. Se lleva la tarjeta y la mascá. No ni ná


 


 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?