Últimas noticias Hemeroteca

Las torres de Repsol o el apocalipsis

La oposición rechaza por “apocalíptico” el estudio del área de Economía que vaticina que habría que subir impuestos, retrasar el pago a proveedores y se podrían en peligro los servicios en caso de desechar el proyecto de las torres de Repsol

Infografía del proyecto de las cuatro torres de Repsol elaborado por la Gerencia Municipal de Urbanismo del ayuntamiento de Málaga /

Los cuatro grupos de la oposición en la Casona del Parque plantan cara a Francisco de la Torre y exigen que se celebre la consulta popular sobre el futuro de los terrenos de Repsol aprobada por unanimidad en el pleno municipal hasta en dos ocasiones.

Así las cosas, De la Torre se queda sólo tras pinchar en hueso en su nuevo intento de frenar esa consulta popular que haga que sean los ciudadanos los que decidan si ubicar una gran zona verde en los terrenos de Repsol o que se construya en la parcela las cuatro torres de pisos y oficinas defendidas a capa y espada por el regidor.

El informe del interventor que el equipo de gobierno ha mantenido oculto desde el pasado mes de julio, da vía libre a la consulta, es decir, deja claro que se puede realizar, “ya que no afecta a la Hacienda Local” porque no es objeto de esa consulta ni la aprobación del presupuesto, la cuenta general o los impuestos, "sin perjuicio de las consecuencias económicas que pueda ocasionar".

El caso es que el regidor, a pesar de haber votado hasta en dos ocasiones con el resto de grupos políticos a favor de la consulta en Repsol, enviaba junto al informe del interventor otro documento del área municipal de Economía (firmado por su director Rafael Sequeira) en el que vaticina un destino fatal para el Ayuntamiento en caso de desechar las torres, no sólo porque habría un quebranto económico de casi 94,7 millones de euros en las arcas públicas “derivados por la ausencia de ingresos o expectativas de ingresos” (en línea con el relato de la Gerencia de Urbanismo), si no que llega a afirmar que “se superaría el techo de gasto” previsto, lo que “supondría un incremento de la presión fiscal”, podrían existir “serias dificultades” para atender el coste de los servicios e incluso se retrasarían los “periodos medios” de pago a proveedores.

No queda ahí, porque el documento señala que ese “quebranto” no podría paliarse ni con préstamos dado el plan de ajuste en vigor, ni con “remanente” porque se ha utilizado para finiquitar Limasa pagándolo a los privados, ni tampoco con “permutas”, porque, parafraseando al área de Urbanismo en su informe, “no hay otro tipo de suelo municipal capaz de albergar tal cantidad de aprovechamiento”.

Un catastrófico escenario económico que ninguno de los cuatro grupos de la oposición considera reales. “Se nos trata de vender como la hecatombe, cuando no es así”, señalaba la portavoz del PSOE, María del Carmen Moreno, que apuesta por estudiar fórmulas que supongan repartir el aprovechamiento de Repsol en varias zonas de la ciudad. “Decir que va a suponer un gran quebranto económico, que subirán los impuestos, prácticamente que va a ser el apocalipsis, es de muy poca vergüenza”, consideraba el portavoz de Málaga para la gente, Eduardo Zorrilla.

Y no es en lo único en lo que Ciudadanos, Málaga Ahora, Málaga para la Gente y el PSOE coinciden: todos dejan claro que el informe “preceptivo” es el del interventor.

Llegados a este punto, De la Torre, se queda sin su principal aliado, Ciudadanos, que a pesar de haber llegado a un principio de acuerdo con urbanismo para que la propuesta se quedara en dos torres (con un gran parque infantil al norte del bulevar y un bosque al sur), ha roto las negociaciones y apuesta decididamente por la consulta. Las razones son claras: el regidor desautorizó esas negociaciones y el partido naranja no se fía ya de su socio de investidura: “Avanzamos mucho, llegamos a un principio de acuerdo, pero a la hora de la verdad, el alcalde desautorizó a su concejal de Urbanismo y no llegamos a ninguna parte”, señala el viceportavoz de Ciudadanos, Alejandro Carballo, que recuerda que “el PP con los famosos informes en la mano, votó ya que sí hace menos de un mes a realizar la consulta popular”

Pero si De la Torre sigue resistiéndose a celebrar el referéndum ciudadano, Málaga Ahora, el grupo político del que partió la iniciativa del referéndum, no descarta acabar llevando este asunto a los tribunales: “La consulta se ha torpedeado y se ha intentado viciar con malas artes porque los informes no la impiden e iremos a todos los frentes que podamos y la defenderemos, porque creemos que es lo suficientemente importante”, señalaba la portavoz de la formación, Ysabel Torralbo.

Con estos mimbres, el próximo 24 de octubre volverá a reunirse la mesa sobre la consulta de Repsol con la participación de partidos y colectivos ciudadanos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?