¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Ropa 'made in' San Fernando

Tres empresarios isleños ponen en marcha la marca de moda de hombre Kingsman

Mario Montañés, José Bohórquez y Pablo Sánchez posan en San Fernando con algunas de sus prendas de la marca Kingsman /

Las etiquetas de la marca Kingsman lo dejan claro. Esta ropa es de San Fernando (Cádiz). Tres empresarios de esta ciudad querían impulsar una marca propia de ropa y ese proyecto, hecho ya realidad, está a punto de cumplir un año. Mario Montañés, José Bohórquez y Pablo Sánchez preparan la campaña de Navidad con el deseo de que su ropa, con un bombín como distintivo, triunfe en el sector con el sello de ser una marca de referencia de la moda de hombre de Andalucía. Y de Andalucía, al resto del mundo.

Cuando Mario Montañés terminó la carrera de Finanzas y Contabilidad, tenía muchas ganas de montar una empresa. A su amigo José Bohórquez, recién salido de Comunicación Audiovisual, siempre le había interesado el mundo de la ropa, y él, conocía tras varias colaboraciones, a Pablo Sánchez, entonces aún estudiante de Diseño Gráfico.

Mario Montañés, José Bohórquez y Pablo Sánchez, impulsores de la marca de ropa Kingsman, en Radio Cádiz / Kingsman

"Se nos ocurrió hacer una marca de ropa y sacar una producción pequeñita con camisetas y polos", relata Mario Montañés. Y aquellas primeras prendas gustaron mucho. Esa Navidad agotaron toda la pequeña colección que consiguieron sacar vendiéndola directamente y también en su recién creada página web.

Su imagen diferenciadora es un bombín. "Queríamos la imagen del gentleman, del caballero, del estilo inglés e italiano y, por eso, le pusimos un nombre internacional", explica Pablo Sánchez. Y así fueron creciendo poco a poco e incorporando nuevas prendas como complementos, camisas, jerséis y, lo más reciente, bañadores. "Ha sido un trabajo lento y duro, pero en poco tiempo hemos conseguido mucho", defiende José Bohórquez.

Lo más difícil fue conseguir buenos proveedores para sus ropas. "Al principio nos cerraron algunas puertas en las fábricas porque nuestros pedidos eran pequeños, pero otras, que lo habían pasado mal con la crisis, querían apoyar a jóvenes como nosotros que, en un futuro, quizá podamos asumir producciones más grandes", detalla Bohórquez. Así han conseguido proveedores de Córdoba, Sevilla y Almería, todos andaluces.

Tras la temporada estival, Kingsman se prepara para afrontar ahora la época más intensa de la industria textil: el Black Friday, de finales de noviembre, la Navidad y las rebajas de enero. "La última producción fue de 15.000 euros y vendimos el 95 %", revela Sánchez. Venden en la Tienda Espada (calle Real, 90, San Fernando), en su web, y han encontrado muchos clientes en Madrid, León, Sevilla, además de recibir algunos pedidos internacionales. Sus productos se entregan en cajas de cartón con forma de maletín. El maletín de un caballero.

Esta inminente e intensa campaña será una nueva prueba de fuego, un nuevo capítulo para esta marca ropa en una historia que está por escribirse. "No sabemos dónde vamos a llegar y a veces eso nos da un poco de miedo", admite Montañés, "pero no nos ponemos fronteras ni límites". Se marcan un período de dos a cinco años para crecer. "Queremos que Kingsman sea referencia de la moda del sur, que marque el estilo de Andalucía, y de Andalucía, al resto", añade. El viaje pendiente de todas estas prendas con etiqueta de San Fernando.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?