¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MOVILIDAD

Caminando hacia los objetivos en materia de movilidad ciclista

Un estudio sitúa en torno al 3% el dato de desplazamientos en bicicleta por la ciudad. En próximas semanas se dará un impulso a la movilidad ciclista con la licitación de las obras del paseo peatonal y carril bici de Behobia

Ciclistas por el Paseo de Colón /

La delegada de Movilidad, Cristina Laborda, ha dado cuenta esta mañana desde los jardines de Luis Mariano de los datos más significativos de un estudio de movilidad ciclista en la ciudad elaborado a lo largo de 2015, que fue presentado en la pasada reunión de la mesa de movilidad.

 

“Desde su puesta en marcha en 2011, el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) viene trabajando por unas maneras de desplazarnos más saludables y sensibles con el medio ambiente. Si bien la opción peatonal es una de las principales apuestas, y hacia ella han ido muchas iniciativas, sobre todo las ligadas a las peatonalizaciones o una mejor accesibilidad, el uso de la bicicleta representa otra línea de actuación que queremos reforzar. Por ese motivo, y para llevar a cabo un seguimiento adecuado, necesitábamos tener datos reales de la movilidad ciclista en Irun”, explicaba Cristina Laborda.

 

El departamento de Movilidad dispone así de un estudio que, por primera vez, permite tener una 'foto fija' de cuál es la situación actual del uso de la bicicleta en la ciudad. “Ya en las propuestas del PMUS se incluía como meta para 2016 alcanzar el 3% del uso de la bicicleta en nuestros desplazamientos internos”, añadía la delegada.

 

En cuanto a las cifras, este estudio incorpora los resultados de un conteo de vehículos a motor y bicicletas efectuado en distintos momentos del año y en varios puntos de la ciudad, especificando zonas con y sin bidegorri. En detalle, durante mayo y junio de 2015 se anotaron 55.289 vehículos a motor y 1.558 bicicletas, lo que supone un 2,74% de movilidad ciclista. En una segunda oleada, a lo largo de septiembre y octubre se contabilizaron 52.129 vehículos a motor y 1.489 bicicletas, lo que se traduce en un dato muy similar al anterior de 2,77%.

 

Analizando las cifras por zonas, Cristina Laborda se ha referido a los datos de uso de la bicicleta en vías con carril bici y sin carril bici de la segunda oleada del año, septiembre y octubre. Así, en los puntos estudiados que contaban con bidegorri, se desprende que el 57% utilizaba este carril específico, mientras que el 22% de usuarios elegía la calzada y otro 21% optaba por la acera. En cuanto a las zonas sin bidegorri, el 63% iba por la calzada y el 37% por la acera.

 

“La iniciativa del Irun 30 impulsada durante los últimos años en la ciudad es el otro elemento necesario para valorar estos datos. Creemos que la eliminación de las grandes velocidades en vías municipales ha contribuido a que más gente utilice la bicicleta en la ciudad. Somos conscientes de que es complicado tejer una red de bidegorris por toda la ciudad, bien por su coste económico o sencillamente por dificultades físicas de espacio en muchos puntos, pero sin duda el hecho de que hoy en día la velocidad media en Irun sea de 30,3 km/h ayuda a que la movilidad ciclista se desarrolle con más facilidad”, apuntaba Cristina Laborda.

 

En ese sentido, y en referencia a la bicicletas por la aceras, la delegada de Movilidad ha querido recordar que la policía local viene haciendo un seguimiento a esta problemática. Agentes municipales controlan de forma regular las vías de la ciudad con especial atención a esta circunstancia para, detectando cada caso previamente, comunicar a los usuarios de las bicicletas la normativa existente. Se trabaja en este sentido, de cara a 2017, en programar una campaña de concienciación de la movilidad peatonal.

 

Impulso a los bidegorris: Behobia y avda. Letxunborro

 

Tal como anunciaba la responsable del departamento, este primer estudio tendrá su continuidad con los datos que se están recogiendo a lo largo de 2016, en los mismos puntos y con idénticos criterios, lo que permitirá avanzar en este seguimiento a la movilidad ciclista. En paralelo, Cristina Laborda anunciaba que en las próximas semanas se dará un “salto importante a la movilidad ciclista para ir cerrando la red de bidegorris en aquellas vías a las que por sus características no llega el Irun 30, como alternativa más segura que fomentará la movilidad ciclistas en nuestra ciudad”.

 

En concreto, en próximas semanas está previsto que la junta local de gobierno licite las obras de construcción del paseo peatonal y carril bici de Behobia en su primera fase, que incluye un bidegorri de 2,25 metros de ancho y casi 1 kilómetro de largo entre Behobia y las inmediaciones del polideportivo Azken Portu.

 

Además, antes de terminar 2016 habrán empezado los trabajos de redacción del proyecto para crear un bidegorri en el tramo de la Avda. Letxunborro que comprende las rotondas de Zubimuxu y Puiana. La calzada mantendría los dos carriles de bajada y los dos de subida, pero se reservará un espacio para el paso de bicicletas, “una opción interesante, sobre todo pensando en los vecinos de esta parte de la ciudad, para conectar en bici con Hondarribia y el bidegorri que muy cerca del Hospital Comarcal del Bidasoa, junto a la pasarela que cruza la variante, tiene previsto habilitar la Diputación Foral de Gipuzkoa”, concluía Cristina Laborda.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?