Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

ANÁLISIS

El pulso del PSIB

Los nuevos inquilinos de Ferraz querrán que Armengol vaya poniendo el freno. Y lo pondrá.

Sabemos que el PSIB prefiere terceras elecciones a darle en estos momentos el gobierno a Rajoy. Pero no sabemos que van a votar sus dos diputados en la investidura. Pere Joan Pons y Sofía Hernanz no quieren decir si van a abstenerse o votarán "no". Dicen que hasta que el PSOE no tome una decisión el domingo en el Comité Federal no tienen por qué definirse ni decir si van a acatar la disciplina de voto en caso de abstención.

Me da que tampoco lo van a hacer público el domingo. Es más, si finalmente el PSOE decide perpetrar ese disparate de forzar once abstenciones, las que necesita Rajoy para ser investido, podrán incluso mantener la coherencia con lo defendido por el PSIB sin daños colaterales.

¿Por qué si Armengol ha asumido ser la cara socialista del "No a Rajoy" en toda España, los diputados del PSIB no se mojan públicamente? Por qué el "no" de Francina ya ha conseguido su primer y más importante objetivo: asegurarse el apoyo de Podemos a los presupuestos del Govern e intentar cohesionar al Ejecutivo ante lo que les viene encima con Rajoy en la Moncloa.

El pulso del PSIB

En clave externa, mirando a Ferraz, toca ahora atemperar. A partir del lunes, la nueva dirección del PSOE, la oficial y la que manda, hará recuento oficial de rebeldes y aliados y aquí el PSIB deberá escoger en qué lista se inscribe. Xisco Antich ejerce de poli bueno balear en la gestora, pero los nuevos inquilinos de Ferraz querrán también que Armengol vaya poniendo el freno. Y lo pondrá. El PSC puede permitirse hacerle pulsos a Ferraz. El PSIB, no.

Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

Regístrate ¿Por qué registrarse?