¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El otoño a un paso de Cuenca por el camino de San Julián

Los colores del otoño de Cuenca se hacen intensos estos días y os proponemos un paseo para contemplar la parte antigua de la ciudad desde el otro lado de la hoz del Júcar

Vistas de Cuenca desde el camino de San Julián. /

El camino que lleva hacia la ermita de San Julián el Tranquilo ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad de Cuenca desde el otro lado de la hoz del Júcar. Es un mirador en todo su recorrido, un paseo entre pinos, plantas aromáticas, rosales silvestres y enebros para admirar los chopos y álamos de la ribera del río. Los colores del otoño ofrecen otro atractivo para la vista y para los aficionados a la fotografía.

Es la naturaleza más pura al lado de Cuenca, como nos ha explicado nuestro guía, Fernando Carreras, de EcoExperience, en ‘La excursión’ de Hoy por hoy Cuenca:

'Nos vamos de excursión' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Paisaje de la hoz del Júcar. /

El camino está señalizado con marcas blancas y verdes como la ruta de ‘Flor de Senderos’ SL-CU 11. Desde donde comienza, al pie de la carretera de la playa y hasta el final, haremos unos 4 kilómetros, por lo que se puede recorrer en unas dos horas y media o tres. Es un camino tranquilo sin mucha dificultad y cuenta con bancos para sentarse en distintos puntos. Al final está la ermita de San Julián y la gruta donde el santo y su amigo Lesmes hacían cestas de mimbre para los pobres allá por el siglo XII. El retorno lo podemos hacer por el mismo camino, bajando a la carretera desde la ermita y volviendo por la carretera de la playa o continuar hasta las Grajas, cruzar el Júcar y regresar por el camino de la otra orilla.

Cargando