POLÉMICA

El ‘Santísima Trinidad’ en venta

El propietario pone a la venta el galeón por 750.000 euros tras concluir la concesión y se muestra dispuesto a "donarlo" si no encuentra otro puerto o comprador, o si no renueva en Alicante

Como en su momento se pudo ver en el Puerto de Málaga, también en Alicante luce el cartel de "se vende" en la réplica del Santísima Trinidad, barco que desde el año 2011 permanece atracado en el Puerto alicantino.

Y es que el pasado mes de octubre finalizó la última concesión de tres años otorgada, y por tanto, desde el día 1 de noviembre se encuentra cerrado al público y con la intención de su propietario de que un comprador se interese por el galeón.

Está en el aire el futuro de esta réplica en Alicante. Su propietario, con el que hemos hablado, lamenta el rechazo del Ayuntamiento de Alicante a que se quede en la ciudad, y se muestra dispuesto a "donar" el barco, o que se convierta en un pecio como atractivo turístico para los buceadores. En este sentido, desde el consistorio, son receptivos a la  donación gratuita.

En la popa del Santísimo Trinidad luce el cartel de "se vende". Su precio: 750.000 euros. Angel Llorente es el propietario y asegura que no le queda otra opción que su puesta a la venta si no se renueva la concesión por parte de la Autoridad Portuaria con quien quiere iniciar negociaciones, ya que se está encontrando con muchos problemas a la hora de encontrar otro puerto interesado.

Lo achaca este empresario al rechazo manifestado desde el Ayuntamiento de Alicante.

La réplica del Santísima Trinidad cuenta con 70 metros de eslora, 11 de manga y una superficie de 2.500 metros cuadrados y ofrece los servicios de restaurante y un museo sobre la vida a bordo en el siglo XVIII.

Se ha mostrado este empresario dispuesto a donar la réplica o que se hunda y se convierta en un pecio para ofrecer un atractivo más, "en Benidorm o Alicante", ha llegado a decir. Lo hará de forma gratuita si no ve salida, y no le cuesta nada. "Estoy dispuesto a donárselo al Ayuntamiento, si lo quiere", ha dicho a Radio Alicante, a lo que el consistorio responde que "adelante".

Muchas son las opiniones que hemos escuchado sobre si esta réplica debe permanecer o no en el Puerto alicantino. Hace un año, el primer edil aseguró que "no era representativo de Alicante" y que "llevaba demasiados años, al igual que el tiovivo".

Llegó a decir que es un elemento "más de otra época", en alusión al Partido Popular, por entender Gabriel Echávarri que se hacía negocio en el paseo. Señalaba en septiembre de 2015 que debe haber una actuación integral y que es la Autoridad Portuaria la que tiene que rediseñar la zona, para ello cuenta, dijo, "con la colaboración del consistorio".

Desde la Autoridad Portuaria aseguran que estudiarán la circunstancia de la puesta en venta del barco, y la situación del galeón en el Puerto.

El empresario hasta ahora ha abonado 100.000 euros anuales al margen del pago del atraque. Según ha podido saber Radio Alicante, empresarios de locales del Puerto y de la Asociación Provincial de Hoteles han mostrado su rechazo a que se quede en la ciudad.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?