El “contrato” de la Fallera Mayor de Valencia y su Corte de Honor

Es un documento que deben firmar las 13 chicas y 13 niñas que representan las fiestas de las Fallas en el que Junta Central Fallera detalla el día a día de su representación y les traslada obligaciones y recomendaciones

Alcalde de Valencia, Joan Ribó, Raquel Alario, Fallera Mayor de Valencia y Pere Fuset, concejal de fiestas y presidente de la Junta Central Fallera. En casa de la Fallera el día de su nombramiento / ()

Las Falleras Mayores de Valencia y su Corte de Honor son la representación oficial de las Fiestas de las Fallas allá por donde van, este cargo supone una gran alegría para ellas y para sus familias, pero también una enorme responsabilidad que pasa por cumplir ciertas pautas a tener en cuenta.

Junta Central Fallera traslada a las chicas y niñas un documento en el que detallan todas las obligaciones y recomendaciones para poder desempeñar su cargo correctamente. Son las “Normas de Protocolo y Actuación para las Falleros Mayores de Valencia y sus Cortes de Honor” y su base es la misma desde los últimos 8 años pero en esta ocasión se ha perfilado y entra más al detalle.

Documento público

Este documento era considerado de carácter interno y sólo tenían acceso a el mismo la Junta Central Fallera y las interesadas que reciben una copia tras firmarlo. Este año tanto la oposición en el ayuntamiento de Valencia como algunos presidentes de Falla han solicitado que sea público para su revisión en aras de la transparencia y también han solicitado participar en la redacción de un nuevo documento aprobado en asamblea.

Aunque la presidencia de la Junta consideraba este documento de interés solo para las partes, podía revisarse sin copia solicitándolo al secretario general. Finalmente la Junta se ha visto obligada a publicar estas normas y pueden descargarse desde la propia web de Fallas.com, en el apartado de reglamento fallero.

Se trata de un documento de 13 páginas en el que se incluyen 80 puntos repartidos en diez partes diferenciadas. Además las chicas y niñas también firman en otra carta la cesión de su imagen a Junta Central Fallera durante su etapa como Falleras y Corte.

Relación con las redes sociales

La principal novedad se encuentra en los puntos 25 al 28 donde se hace referencia al uso de redes sociales de las chicas y niñas. La Junta Central Fallera “ruega”, negro sobre blanco, que las firmantes aumenten al máximo los niveles de privacidad en sus perfiles. Sobre todo que no acepten nuevas amistades si no los conocen personalmente y que extremen el cuidado de sus “actitudes y conductas” publicadas durante su reinado.

Los momentos en el que aparece la palabra “prohibido” en el documento es en lo referido a compartir fotos durante cualquier acto oficial e incluso dentro de los coches oficiales. La Junta les invita a utilizar todo el material oficial que la propia organización publica en estos eventos. También prohiben el uso de aparatos electrónicos (móviles, mp3, consolas, ...) durante la celebración de cualquier acto protocolario. Tampoco tienen permitido hablar directamente con los medios de comunicación sin pasar antes por la vicepresidencia y delegación pertinente.

Cómo vestir en actos oficiales

Otro punto curioso es en la parte protocolaria de indumentaria y participación de los actos en la que Junta Central determina que no es “conveniente” que las chicas acudan a cualquier evento con prendas excesivamente cortas o llamativas, usando preferiblemente zapato de tacón y colores sobrios, evitando complementos excesivos. También les invita a evitar transparencias y escotes excesivos. El uso de los vaqueros está restringido a actos muy concretos. En caso de que desde Junta consideren que la chica o la niña no cumpla los requisitos necesarios pueden pedirle que se cambie o incluso no dejar que acuda al acto.

Siempre que el evento lo requiera, la Fallera Mayor y su Corte de Honor deben llevar el traje oficial que Junta ha determinado. Ningún otro. Y en caso de que cualquier elemento de la indumentaria se deteriore, los gastos de los arreglos necesarios los sufragan las propias chicas y solo podrán acudir a los indumentaristas oficiales de cada complemento.

No es solo responsabilidad de la Fallera

La familia, amigos e incluso las parejas también viven intensamente el año de la Fallera Mayor y su Corte por ello también están reflejados en este documento en el apartado nueve. Sobre la familia ya deja claro que no forman parte del protocolo de las chicas y por tanto sólo cuando sea posible y Junta Central lo determine serán invitados o tendrán lugares reservados en ciertos eventos.

Otro punto llamativo es el 73 en el que hace referencia a que sus parejas “deben mantenerse obligatoriamente alejados de ellas en todo acto protocolario”.

Puntualidad

Los actos oficiales empiezan y acaban en casa de cada una de ellas en cuanto entran y salen del coche oficial. La puntualidad es un requisito indispensable a cumplir durante el año de representación tanto es así que un retraso puede suponer la no participación de cualquier chica o niña de la Corte en un acto oficial.

Qué diferencia hay entre Fallera y Corte de Honor

Las primeras secciones del documento hacen referencia a describir y diferenciar el cargo de Fallera Mayor de Valencia y de la Corte de Honor. Estas últimas no podrán acudir nunca solas, sin Fallera Mayor, a ningún evento. Si cualquiera de ellas participa en otra fiesta tradicional podrán seguir participando en ella si la Junta lo considera oportuno y siempre de manera particular, nunca tratada en calidad de representante de las Fallas.

El cargo de Fallera Mayor de Valencia es mera representación y no tiene autoridad sobre la asamblea, la junta de presidentes o el desarrollo orgánico de las fiestas de las Fallas, si bien en el documento se expresa que sus opiniones serán escuchadas y tenidas en cuenta.

Documento íntegro

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?