Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

El pulso Sánchez-Puig condiciona los presupuestos de 2017

El PSOE no los apoyará si el PP no rectifica y se adhiere al Fondo de Cooperación del Consell. Compromís los rechaza por "cocinados" y denuncia 300 obras paradas. EU los respaldará si aceptan sus enmiendas

El president Ximo Puig y César Sánchez, de la Diputación de Alicante (i) coindieron en la presentación de la campaña de recolección de la uva en Aspe

El president Ximo Puig y César Sánchez, de la Diputación de Alicante (i) coindieron en la presentación de la campaña de recolección de la uva en Aspe / Diputación de Alicante

En la Diputación se negocian estos días los presupuestos para 2017. Y salvo un cambio de última hora, todo hace prever que este año saldrán adelante con el voto en contra de la oposición y el único respaldo del diputado tránsfuga Fernando Sepulcre.

Este viernes, con la reunión de la Junta de Portavoces, se inicia ese proceso de negociación que se prevé arduo, para sacar adelante las cuentas.

El giro de acontecimientos viene provocado tras el nuevo pulso, que ayer lanzó el presidente, el popular César Sánchez, rechazando participar el próximo año en el Fondo de Cooperación Municipal del Consell. El propio president de la Generalitat, Ximo Puig, ha lamentado en les Corts este desmarque de la Diputación de Alicante.

En Castellón, donde también gobierna el PP, la oposición sí se abstuvo la semana pasada para dar vía libre a sus cuentas provinciales, en un gesto con los populares, esperando que allí sí se adherirán al Fondo de Cooperación Local. Pero en Alicante, no parece que se vaya a seguir el mismo camino.

El president Puig lamentaba en les Corts el "dirigismo", ha dicho, en el que está embarcada la Diputación de Alicante. La Generalitat se compromete a poner en cualquier caso, su parte, 13,7 millones, pero no entiende Puig que la Diputación "quiera discriminar a los ayuntamientos de Alicante".

Y es que este viernes, 2, el equipo de gobierno llevará el borrador de los presupuestos de la Diputación a la Junta de Portavoces, donde los socialistas confían en hacer cambiar a los populares de postura y sumarse a ese fondo. Su portavoz, José Chulvi, cree que es "un sinsentido" la negativa de Sánchez, "cuando en todos los municipios se están aprobando mociones pidiéndolo", asegura.

Mientras, Compromís, que ya expresó su desacuerdo con unos presupuestos "ya cocinados" y sustentados en "subvenciones a dedo", según el portavoz, Gerard Fullana, añade ahora otro hallazgo y es que existen más de 300 obras acumuladas, algunas pendientes desde 2013, que "bloquearán estas cuentas".

Lo explica Fullana, que acusa directamente a Sánchez de querer "llevar a la ruina a la Diputación", tras una gestión que ha basado en la confrontación con el Consell durante estos dos años.

A este respecto, cree Fullana que el presidente "está haciendo el ridículo", porque la de Alicante es la única Diputación que rechaza sumarse a ese fondo, con una decisión que "hará aumentar las desigualdades entre municipios de la Comunitat", y que "terminará teniendo que retractarse".

Sánchez advertía que su adhesión, si se produce a partir de 2018 estará además supeditada a las negociaciones sobre la distribución de las ayudas y también a que les aporten los recursos de las competencias impropias que asumen en la actualidad.

Esquerra Unida, por su parte, emplaza su decisión sobre su apoyo a los presupuestos a la reunión que mantendrá este sábado en un Consejo con toda la militancia, donde se abordarán las enmiendas que quieren presentar. Si éstas son aprobadas por el PP, darán su respaldo a las cuentas, según la diputada de la formación, Raquel Pérez.

Por cierto, el año pasado las cuentas, por valor de 252 millones de euros, se aprobaron con la abstención de los socialistas y los votos en contra de Compromís y Esquerra Unida.

 

 

Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

Regístrate ¿Por qué registrarse?