Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Francisco Javier García pide perdón y dice que "fue un arrebato que tuve"

Antes de dar por concluido el juicio se ha dado la palabra al acusado que ha dicho que se arrepiente de lo que hizo

Francisdo Javier García, durante el juicio, junto a sus dos abogados defensores

Francisdo Javier García, durante el juicio, junto a sus dos abogados defensores / Cadena Ser

Francisco Javier García Organista, el autor confeso de la muerte de Sergio Martín, ha tomado hoy la palabra en el último minuto de la vista oral que se ha celebrado en la Audiencia Provincial para pedir perdón.

En apenas veintidós segundos ha dicho que se arrepiente de lo que hizo que tuvo "un arrebato" y que está tomando medicación para dormir porque "lo estoy pasando muy mal".

Francisco Javier García, Quico, se enfrenta a una pena de cárcel que puede ir de 10 años, en el mejor de los casos, a 25 años, si se considera que fue un asesinato con premeditación y alevosía. Cada parte implicada en este juicio tiene una visión distinta, aunque la fiscalía y la acusación particular coinciden en lo fundamental.

El fiscal ha pedido una pena de 19 años de cárcel por asesinato, con el agravante de alevosía. Considera probado que el acusado se sentía dolido y humillado por la relación que Sergio estaba iniciando con su ex novia, Flor. Que decidió matarle y que por eso le llevó hasta el cebadero de ganado, un lugar aislado, sin luz artificial, y que Sergio no conocía. 

Una vez allí, según el relato del fiscal, le atacó por sorpresa, sin que Sergio pudiera defenderse y le golpeó reiteradamente en puntos vitales (cabeza, tronco y cuello) hasta que finalmente le estranguló. El fiscal ha recordado que la víctima no tenía "heridas defensivas", que suelen ubicarse en brazos y manos cuando alquien intenta protegerse de un ataque.

El abogado de la familia de Sergio, que ejerce la acusación particular y también la popular, ha coincidido en todo con el relato de la fiscalía. Pero ha pedido una pena mayor, de 25 años de cárcel, porque argumenta que hubo ensañamiento, que se considera un agravante. Es decir, Quico habría inflingido un dolor desproporcionado e inhumano a su víctima.

El abogado defensor de Francisco Javier García ha insistido en que Quico "es un chico normal" y no un asesino despiadado. Niega que el acusado no soportara la idea de que Flor mantuviera una relación con Sergio después de haber roto con él. Y que fue "porque la quería" por lo que al ver que Sergio se refería a ella de forma despectiva que "perdió la cabeza y, en un arrebato, perdió la noción de la realidad y le golpeó".

Independientemente de la pena de cárcel que tenga que cumplir, Francisco Javier García deberá indemnizar económicamente a la familia de Sergio, a sus padres y a su única hermana. La cantidad la fijará el tribunal en la sentencia.

Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

Regístrate ¿Por qué registrarse?