¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Elorza clama en Sevilla por primarias "no amañadas" en el PSOE

Ha sido en un acto con militantes y simpatizantes organizado en el feudo de Susana Díaz por la Plataforma Pro-Congreso Extraordinario y Primarias de Sevilla

Los diputados socialistas Odón Elorza (d), Zaida Cantera (2d) y Rocío de Frutos (i), que rompieron la disciplina de grupo votando 'no' a la investidura de Mariano Rajoy, junto a la portavoz por Andalucía, Nieves Hernandez (2i), durante el acto organizado por la Plataforma Pro-Congreso Extraordinario y Primarias de Sevilla / ()

El diputado socialista vasco Odón Elorza ha clamado esta noche por la celebración de unas primarias en el PSOE "no amañadas" ni "pactadas por las élites", y tras abogar por un debate político "en profundidad", ha augurado que la "batalla" no va a ser fácil.

"Este movimiento de rebeldía socialista va a pasar a la historia porque va a conseguir recuperar la credibilidad del partido en la calle", ha dicho en referencia a las plataformas creadas para reclamar la celebración de un congreso extraordinario y de primarias ya.

Elorza ha hecho estas manifestaciones ante algo menos de trescientos militantes y simpatizantes que han acudido al acto organizado en la capital andaluza, el feudo de Susana Díaz, por la Plataforma Pro-Congreso Extraordinario y Primarias de Sevilla, la primera que se creó de la treintena que se han constituido en distintas provincias españolas.

Pocos rostros conocidos, aparte de los intervinientes y del alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), localidad de más de 130.000 habitantes, Francisco Toscano, la exdelegada de Cultura de la Junta en Sevilla Maribel Montaño y la exparlamentaria autonómica por esta misma provincia Pilar Gómez Casero, además de la portavoz de la Coordinadora de Plataformas, la exconcejal Nieves Hernández.

Durante su discurso, el exalcalde de San Sebastián ha dicho que los socialistas necesitan y lo están "deseando", no unas primarias "para ir a votarle a ella o a él", sino para abordar un debate político "en profundidad", tras lo que ha recalcado que si se "induce el voto" no serán primarias.

Al mismo tiempo, ha abogado por la "mesura" tras subrayar que, al día siguiente de la celebración del congreso, todos tendrán que "mirarse a la cara" y "reconstruir la unidad".

"Yo tengo grandes diferencias con una posible candidata, pero eso no tiene que llevarnos a romper las relaciones", ha dicho en referencia a Susana Díaz, tras lo que ha recalcado que en el PSOE "nadie sobra" y tampoco "sobra nadie" del PSC, que "tienen que poder votar" y que no pueden ser "excluidos" de los procesos de debate.

Ha insistido en varias ocasiones en un llamamiento a la unidad porque "aquí -ha dicho- no estamos para romper y tampoco para defender intereses personales".

"Las plataformas no se reúnen para hablar de cuestiones personales, sino de política, de cómo arreglar esto y de cómo atacar con eficacia a la derecha; nosotros no estamos defendiendo intereses personales, ya cansa y duele esa acusación", ha espetado entre aplausos de los asistentes, que han coreado en varias ocasiones el "no es no".

Tras quejarse de que las casas del pueblo estén "cerradas" en muchos lugares de España, donde no "abren las puertas" a las asambleas, ha advertido de que la militancia está "alzada, en pie, reivindicando sus derechos", y ha considerado que la sanción "más grave" no es la que le han impuesto a los diputados que, como él, votaron no a la investidura de Mariano Rajoy, sino la que "está pagando la militancia y la credibilidad del PSOE".

Tras sostener que la democracia interna del PSOE era "más débil" de lo que pensaban, ha defendido la necesidad de hacer autocrítica y preguntarse en qué ha fallado el partido porque éste no se va recuperar ni a recuperar los votos por el simple hecho de que haya unas primarias y un congreso.

Ha dicho, además, que el PSOE tiene que asumir que el bipartidismo ha terminado y si quiere seguir gobernando tendrá que llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas, un entendimiento que no acepta "líneas rojas".

Al final de su intervención, aunque sin nombrarla, ha vuelto a referirse a la secretaria general del PSOE andaluz y presidenta de la Junta, Susana Díaz, y en concreto al acto que protagonizará mañana en Jaén con el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

"Nos alegramos de que se celebren actos en favor de la Ley de Dependencia; tenemos que decir bien alto que nos sentimos orgullosos de que ayer se cumplieran diez años de esa ley, que se aprobó a instancias de un Gobierno socialista", ha finalizado.

Por su parte, la diputada Zaida Cantero ha defendido la lucha de la militancia, a la que ha pedido que nadie "acalle su voz" porque esta es "una lucha ética de pequeños contra grandes" y una "lucha utópica", que es lo que "persiguen los socialistas de corazón".

La diputada Rocío Frutos ha dicho estar "muy contenta" también de haber votado 'no' a Rajoy y ha confesado que le da "tristeza" que el PSOE esté apoyando al PP, tras lo que ha lamentado que "desde el minuto uno se ha incumplido el compromiso con la ciudadanía".

Aunque los organizadores del acto, que han tenido problemas técnicos de sonido porque "encargar la megafonía al hotel superaba mucho la factura", han desvinculado esta iniciativa del apoyo al exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez, algunos de los asistentes han mostrado un apoyo explícito y han dicho que "no está muerto aunque digan que lo está".

Al término de las intervenciones, se ha improvisado una especie de asamblea, en la que han participado los asistentes -desde un cartero urbano hasta un concejal "del Ayuntamiento del 'Kichi", alcalde de Cádiz-, según ha dicho al presentarse, y el acto ha terminado con los asistentes en pie coreando "La Internacional".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?