¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Dos altos cargos del SERGAS imputados por "homicidio imprudente"

La Audiencia Provincial de A Coruña pide al juez que cite a declarar de nuevo a Félix Rubial, actual gerente del área de Vigo, y Carolina González Criado, subdirectora general de Farmacia, en el procedimiento judicial que investiga el retraso de nuevos tratamientos para la hepatitis C

Los dos altos cargos de Sanidade imputados, Félix Rubial y Carolina González Criado-Mateo, a su llegada a los juzgados /

Félix Rubial, ex-director de asistencia sanitaria del SERGAS y actual gerente del área de Vigo, y Carolina González Criado, subdirectora general de Farmacia, tendrán que declarar de nuevo, en esta ocasión, imputados por un delito de homicidio imprudente.

La Audiencia Provincial de A Coruña ordena citar de nuevo a los dos altos cargos del gobierno gallego en el procedimiento judicial en el que están acusados de retrasar la dispensación de nuevos tratamientos a pacientes afectados por la hepatitis C por motivos económicos.

El pasado 28 de abril ya declararon ante el juez Andrés Lago por un delito de prevaricación administrativa. La Fiscalía pedía también para ellos la acusación por homicidio imprudente. La Audiencia le da ahora la razón en 6 de los 8 casos que defiende la Fiscalía.

La plataforma galega de afectados pide al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que cese a estos dos altos cargos, toda vez que ahora está investigados por un delito de homicidio imprudente. La Audiencia ha rechazado la petición de archivo presentada por los abogados del gobierno gallego.

La oposición reclamará de forma conjunta en el parlamento la comparecencia de Alberto Núñez Feijoo o del conselleiro de Sanidade para que den explicaciones. En Marea y el BNG reclaman además el cese inmediato del gerente de ambos responsables sanitarios. 

El portavoz, Luis Villares, insiste en que sí hay un salto cualitativo en la situación precesual de ambos. De probarse la relación causal entre el retraso en la dispensación de los medicamentos y la muerte de esos 6 pacientes, conllevaría penas de entre 1 y 4 años de prisión y la inhabilitación para cargo público y profesional.

El portavoz socialista de sanidad en el Parlamento, Julio Torrado acusa a Feijóo y al conselleiro de evitar asumir las responsabilidades políticas.

Los nacionalistas muy contundentes. Desde el BNG no solo exigen el cese inmediato de los dos altos cargos del SERGAS, sino que responsabilizan directamente a Feijóo de priorizar criterios económicos sobre la vida de los pacientes.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?