Cultura

Ensueños una exposición para el silencio y para tocar

Federico Osorio muestra en las salas de la Alhondiga su última produción artistica

El artista Federico Osorio posa junto a una de las esculturas que muestra en las salas de la Alhondiga. /

Las salas de la Alhondiga acogen la exposición Ensueños que muestra la última producción del artista Federico Osorio. Una muestra de esculturas y varias obras de acuarelas.

Acuarelas individuales que forman una obra única, lineal formando una variación cromática sobre el cosmos, unas obras que además tienen volumen.

Osorio de forma a sus ensoñaciones, dando rienda suelta a sus manos que trabajan tanto madera como bronce. Se muestra encantado con el magnífico espacio de la Alhondiga, ya que su escultura necesita espacio para disfrutar de sus matices y descubrir sus curvas sus formas y sobre todo disfrutarlas desde la quietud y el silencio.

Además desea que los visitantes puedan tocar y descubrir a través del tacto lo que el artista intenta expresar. Osorio se deja guiar por lo que la madera va pidiendo y por las sensaciones, no tiene una idea preconcebida de la obra, no pretende que sea nada concreto aunque todas las esculturas mantienen una misma relación. Expresión de lo que define como “mis formas” que al final se descubren hechas por unas mismas manos.

Crea desde sus ensoñaciones en un estado de somnolencia en el que va dando rienda suelta a sus pensamientos, son esculturas abstractas, una ensoñación con una energía que va desde el suelo hacia el cielo que “es el proceso del ser humano sentir los pies y que estamos creados de algo más que razón y que de puro cuerpo”

Marifé Santiago concejala de cultura del Ayuntamiento de Segovia cree que entrar estas salas con estas esculturas es como si el mundo comenzara de nuevo, es como ver algo por primera vez, va a experimentar un ensueño, el de Federico que entra en la materia como quien entra en una especie de deseo y de imaginación y cuando se adentra en ese universo lo que regresa a nosotros son estas piezas.

Tiene la capacidad de trabajar con materiales obvios que convierte en cosas distintas a través de sus creaciones. Uno se adentra en un mundo que Federico permite, se viven unas experiencias que no son racionales, son experiencias poéticas.

La exposición Ensueños se puede disfrutar en la Alhondiga hasta el día 30 de enero.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?