¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EN DIRECTOToda la información del doble atentado en Cataluña, minuto a minuto

En Castilla-La Mancha se renuncia al 7% de las herencias

Cuando no es de un familiar directo el impuesto se dispara. Hacienda recaudó 300 millones de euros el pasado año por este concepto. Este año se mantienen las bonificaciones existentes

Las renuncias a herencias se sitúan en el 7% en Castilla-La Mancha /

El pasado año hubo 1.169 renuncias a herencias en Castilla La Mancha, el 7% del total. Son datos del Consejo General de la Notaría a los que ha tenido acceso la SER. Y es que, aunque parezca mentira, recibir dinero o propiedades de nuestros familiares puede ser una gravosa carga que no siempre se puede asumir. 

Cada año se dejan en Castilla La Mancha más de 15.000 herencias. En 2015 concretamente fueron 15.854, de las cuales, se renunció a 1.169. En el primer semestre de 2016 la tasa de renuncias subió 2 puntos, hasta el 9% del total. De 7.237 no se aceptaron 673. Y es que desde 2007, a nivel nacional, el número de renuncias ha aumentado un 240%.

¿Qué impuesto se paga por una herencia? El de sucesiones y donaciones que gestionan las comunidades autónomas. Se pagará más cuanto mayor sea el valor de la herencia, más lejano el parentesco e incluso el tipo de bien a recibir.  

En Castilla La Mancha hijos, cónyuges y ascendientes están exentos al 95% Para bases imponibles superiores a 175.000 euros, la bonificación se va reduciendo a un 90% u 80% si son más de 300.000 euros. Cuando es de padres a hijos, por ejemplo, en Madrid, País Vasco y Navarra heredar es mucho más barato que en el resto de España. Por el contrario, Cataluña, Asturias, Murcia o Andalucía mantienen una tributación elevada.

¿Qué pasa si heredamos de otro familiar o allegado? Que el impuesto que tenemos que pagar se puede disparar. Si se hereda de una tía, por ejemplo, y se valoran los bienes en 400.000 euros, deberemos pagar sólo en impuestos el 45% del total de la herencia. En estas ocasiones hay familias que, o bien piden un préstamo para hacerle frente o se ven obligadas a renunciar. Éste es el típico caso de renuncia que según el Decano del Colegio de Notarios de Castilla-La Mancha más han aumentado. Luis Fernández-Bravo explica en la SER que "aunque en los despachos han visto incrementarse considerablemente las renuncias, aquí se da menos que en otras comunidades autónomas porque a nivel fiscal ese traspaso es menos oneroso que en otras" Lo más frecuente es que hay patrimonio inmueble pero poca liquidez, al margen de la carga que suponen otros impuestos como el IBI y los gastos normales asociados. 

En 2016 el impuesto de sucesiones y donaciones le sirvió a la Junta para recaudar 300,7 millones de euros (el 75% del total de ingresos fiscales) En Castilla La Mancha se aplican ciertas bonificaciones en función del grado de parentesco que se mantendrán en la próxima ley de acompañamiento a los presupuestos. También hay una escala en las bonificaciones de la cuota del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, tanto en las adquisiciones “mortis causa” como “inter vivos” (dejar herencia en vida)

Cargando